Las revueltas anticlericales de 1835: la primera materialización del conflicto obrero en Catalunya

En 1835 aún faltaban algunos años para que Karl Marx escribiera su Manifiesto Comunista (1848) o para que se fundara la Primera Internacional (1864), pero el movimiento obrero ya había empezado a dar sus primeros pasos en Europa. Tras sus manifestaciones iniciales mediante el ‘ludismo’ (la destrucción de máquinas, a las cuales se las responsabilizaba de la pérdida de empleo, movimiento que surge durante las guerras napoleónicas) y el societarismo (mediante la creación de Sociedades de Ayuda Mutua, que crearon

Leer más