El discurso de odio contra los menores de Hortaleza llega a la Sierra de Madrid

Si hace unos días escribíamos en nuestro artículo «Las Olvidadas de la Comunidad de Madrid» sobre la realidad del Centro de Primera Acogida de Menores en Hortaleza en el actual contexto de crisis sanitaria y de estado de alarma, ahora nos toca retomar el tema para reseñar brevemente lo acontecido en los últimos días.

En este artículo denunciábamos, entre otras cosas, la situación de sobresaturación que sufre el Centro. En un espacio que originalmente disponía de unas 30 plazas que fueron ampliadas a más o menos 55 a costa de perder espacios comunes, tenía hace unos días unos 80 jóvenes, cifra que puede haber aumentado pues no se estaban produciendo derivaciones a otros recursos desde que se declaró el estado de alarma.

Mantener la situación de sobresaturación del Centro implica un riesgo enorme, tanto para los chicos, como para las trabajadoras. En un espacio así es prácticamente imposible mantener la distancia de seguridad recomendada una vez que aparezcan contagios; y tampoco es factible aislar a los menores que presenten síntomas en un lugar de estas dimensiones. Además, los trabajadores han denunciado la falta de equipos de protección.

En este contexto, la Comunidad de Madrid envió en la segunda semana de abril los primeros tests al Centro. Entendemos que una de las razones de la llegada de este material sería el inicio de los primeros traslados de chavales a otros centros o pisos, pero evidentemente también es necesario hacer controles más cotidianos porque, como ya hemos dicho, en el Centro se dan todas las condiciones para que el virus se extienda a un ritmo imparable. Es decir, la disponibilidad de tests en el Centro no es un capricho, sino un deber de la Administración. Aun así el ABC sacó una noticia sobre este hecho, refiriéndose a «centro de MENAS» (con la connotación negativa que conlleva, en vez de llamarlo «centro de acogida», como corresponde), con una intencionalidad clara que llegó a ser compartida por algún diputado del partido que no queremos nombrar.

Desde la Plataforma Vecinal Hortaleza por la Convivencia respondieron con un hilo de Twitter donde terminaban con la siguiente reflexión: “La falta de equipos de seguridad y de tests no es culpa de los menores migrantes, señalarles a ellos es desviar la atención de quienes realmente son los encargados de la gestión del sistema público de salud y, por tanto, los responsables de estas deficiencias. Al difundir esta noticia desde esta perspectiva están reincidiendo en aquello que hemos denunciado en más de una ocasión: señalar al último eslabón de la cadena”.

Por otro lado, en plena Semana Santa, el alcalde de Miraflores de la Sierra hacía público un comunicado donde informaba de la intención de la Comunidad de Madrid de trasladar a un grupo de chavales que ahora mismo se encuentran en Hortaleza a un chalet en este pueblo para aligerar la saturación del Centro y que se oponía a ello, mientras cargaba contra Alberto Reyero, Consejero de Políticas Sociales de la Comunidad y, por tanto, responsable de la gestión de la red de “protección” de la infancia. El texto es lamentable. En el propio comunicado y en las declaraciones que ha dado el alcalde en medios de comunicación, aunque siempre argumenta irregularidades administrativas para oponerse al traslado o que la vivienda no es adecuada para los chicos, no es difícil percibir un trasfondo claramente racista, sobre todo cuando hace hincapié en la condición de «extranjeros» de los menores. La oposición lo tachó de «incendiario y racista». Pese a tratarse de un comunicado oficial de una institución (en este caso, del Ayuntamiento), este alcalde del Partido Popular no duda en terminar con un «que tengan suerte y no ocurra ningún accidente, por que el responsable será el Consejero Alberto Reyero» (de Ciudadanos).

Y vaya si ha ocurrido algún incidente. Durante la noche del 13 al 14 de abril se quemó parte del chalet. La primera noticia la publicó Europa Press diciendo claramente que fue un incendio intencionado, pero el alcalde en una entrevista realizada al día siguiente habló de un accidente fortuito y, posteriormente, la agencia de noticias cambió su versión para adherirse a la del regidor, si bien deja claro que la Guardia Civil lo está investigando. No hemos encontrado mucha más información, ni un comunicado del propio Ayuntamiento ni otra noticia que haya profundizado algo más, por lo que vamos a ser prudentes y provisionalmente dar por buena la versión oficial, si bien dejando claro que resulta muy muy sospechoso que justo en este momento se produzca un accidente en este chalé. Aun así, queremos reprochar a la Comunidad de Madrid no hacer nada por contrarrestar determinados discursos de odio, es decir, no defender a las chicas que se encuentran bajo su tutela. Por otro lado, no nos habría extrañado si el incendio hubiera sido provocado, pues el alcalde creó el contexto propicio para que esto pudiera ocurrir al crear un clima de alarmismo. No hay más que leer los cientos comentarios en Facebook en la página del Ayuntamiento para darse cuenta de ello: «en ese centro de Hortaleza la mayoría cuando salen del centro lo hacen para delinquir, drogarse«, «ejercito en la puerta y que los acompañen cada vez que salgan. Y por supiesto, de 1 en 1«, «pues como sean los Menas de Hortaleza vais a flipar mucho….«, «estos chavales no creo que sean precisamente almas de la caridad y el ayuntamiento podrá hacer algo al respecto«, «que los lleven a recoger fruta que necesitan gente«, «qué no ingresen al pueblo, ¿ o no tenemos policía, guardia civil, y ejército?«, «yo vivo en Hortaleza y cerca de el centro de menores, casi todos esos chicos se quedan cerca de mi instituto para robar en el Carrefour de Hortaleza, se les ve esnifar pegamento por las calles y se les ha prohibido entrar al centro comercial por los robos«, «vaya por Dios ….voy a ser vecina de estos Angelitos. Dios no quiera que pase nada«, «vamos q este año me quedo sin semana santa en mi Miraflores del alma y esta gente si q va? Flipante!!!» y «pero que barbaridad es esta, estamos todos que no podemos salir y, nos hacen esto«, por citar algunos ejemplos.

Aun así, como crítica final y aunque creemos que es necesario buscar nuevos recursos para las jóvenes, la política de dispersarlas por la Comunidad en pequeños pueblos no parece la más adecuada. Muchos de ellos acaban de aterrizar en la capital y tan solo cuentan con los otros chicos que han conocido en Hortaleza. Trasladarles fuera de Madrid implica alejarles de su único círculo de confianza, además de llevarles a entornos donde no pueden contar con los mismos recursos y posibilidades de ocio, formativas, laborales, etc., aunque este tema daría para otro artículo.

Comparte y difunde

Un comentario en «El discurso de odio contra los menores de Hortaleza llega a la Sierra de Madrid»

  • el 19/04/2020 a las 14:13
    Enlace permanente

    Quiero añadir que la casa de Miraflores donde pretenden alojar a los chavales no reune las condiciones mínimas para albergar a tanta gente. Me gustaría que alguien de la CAM confirmara si han llegado a inspeccionar ese inmueble por dentro.

    Primero por su emplazamiento, en una zona residencial alejada del pueblo, en un callejón en mitad de una colina cuyas calles son estrechas y no hay aceras ni farolas ni lugares comunes, donde todos los vecinos acceden en coche.

    Segundo, se trata de un inmueble muy viejo en estado irregular y que no tiene permisos ni está habilitado para acoger a nadie, menos aún a estos chavales.

    Gracias

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad