La web de la policía es atacada en respuesta a la detención de tres miembros de Anonymous

El grupo ‘hacktivista’ Anonymous dirigió un ataque contra la página web de la Policía Nacional en respuesta a la detención de tres de sus miembros.

El Cuerpo Nacional de Policía asegura haber puesto nombre a Anonymous después de desarticular lo que define de «cúpula» operativa, no jerárquica, de la organización en España. La operación, en la que se han detenido a tres personas, se ha llevado a cabo en Barcelona, Alicante y Almería.

Nada más darse a conocer la noticia de la detención los internautas han saltado para recriminar el uso de ese término. Aseguran que es un movimiento que no reconoce ni dirigentes ni cabecillas y, por lo tanto, carece de «cúpula».

Anonymous no es un grupo homogéneo y, por tanto, no tiene un único objetivo, pero generalmente sus ataques están dirigidos contra empresas y entidades que ponen en peligro los derechos y libertades en internet, según estos internautas. Así, han ‘tumbado’ webs de asociaciones discográficas, gestoras de derechos de autor y páginas con contenido fascista. Anonymous no está vinculado a un movimiento ni a una web concreta y, por tanto, está compuesto por gente diferente en cada una de las acciones.

Las/os navegantes se coordinan a través de diferentes páginas y foros de internet cuando quieren protestar por algún tema en concreto, y por eso sus acciones son tan difíciles de prever y frenar. Supone la primera conciencia colectiva de la red. El ataque más típico que lanza Anonyous, el denominado DDoS (ataque distribuido de denegación de servicio), es simple de ejecutar y muy complicado de frenar. Las/os internautas se coordinan, fijando una fecha y hora para entrar en una determinada página web, y terminan ‘tirándola’, ya que el servidor atacado recibe tantas peticiones a la vez que no puede atenderlas y se satura.

Los detenidos están acusados de «coordinar y ejecutar ataques informáticos a páginas web gubernamentales, financieras o empresariales de todo el mundo» (Playstation, BBVA, Bankia, ENEL, los gobiernos de Egipto, Argelia, Libia, Irán, Chile, Colombia y Nueva Zelanda, la Junta Electoral Central, los Mossos d’Esquadra, la UGT, el PP, el Senado y la de la embajada de EEUU en España.). Se enfrentan a una condena de entre uno y tres años de cácel. Todos han quedado en libertad aunque bajo la acusación de asociación ilícita y delito informáticos.

A pesar de las detenciones la policía reconoce que se trata de un movimiento formado por miles de ciudadanas/os, muy difícil de controlar y que por lo tanto es muy fácil que aparezcan de inmediato nuevos administradores y servidores.

El ciberataque contra la web de la Policía Nacional fue convocado el sábado 11 de junio a las 23.30 hora española, coordinado a través de un canal de chat en IRC, como es habitual en estas acciones contra páginas web. Esta acción saturó la página en la madrugada del domingo y esta tuvo problemas de acceso durante algunas horas.

Comparte y difunde