Lluvia de agosto

El 20 de noviembre de 1936 moría un hombre y nacía un mito. Buenaventura Durruti, el mecánico, el pistolero anarquista, el expropiador de bancos, el cenetista carismático, el miliciano de la Barcelona antifascista. Medio siglo después, la periodista francesa Libertad Casal pretende aclarar el misterio de la muerte del revolucionario legendario en aquel Madrid que le negaba el paso al fascismo.

Leer más