Altsasu: Represalia a tres presos por agradecer la solidaridad

Una vez más, nos vemos obligadas/os a hablar del despropósito de caso que está resultando ser la supuesta agresión a unos guardias civiles en la localidad navarra de Altsasu (más información en “Altsassu: La excepción permanente”)

Meses después de que la Audiencia Nacional aceptara la competencia para investigar los hechos, por considerar que existía un delito de terrorismo, la Audiencia Provincial de Navarra levantó tímidamente la voz, dijo que aquí de terrorismo nada y reclamó la competencia para que se investigara, en un juzgado de Pamplona, lo que venía siendo un simple delito de lesiones y atentado. La Nacional, enojada por esta falta de respeto mostrada por los magistrados del norte, planteó una cuestión de competencia ante el Tribunal Supremo. El Alto Tribunal se confrontó con la posibilidad de poner un poco de cordura, de decir que por mucho que los hechos hubieran ocurrido en Euskal Herria el tema del terrorismo en un enfrentamiento tabernario estaba cogido por los pelos y dejar que el cauce de este torrente volviera a la normalidad. Pelillos a la mar. Pero claro, desautorizar a toda una Audiencia Nacional no está en su ADN y el Supremo – ése que ha condenado a César Strawberry, a las activistas de Aturem el Parlament y confirmó la pena de Alfon – el pasado 1 de junio, resolvió que por supuesto existen indicios de que ha mediado terrorismo y que la investigación se queda en Madrid.

A todo esto, Adur, Oihan y Jokin, tres chavales de Altsasu (de los nueve procesados), siguen en prisión preventiva más de ocho meses después de que sucedieran los hechos. Tras conocerse la decisión del Supremo, una serie de colectivos juveniles decidieron acudir a la prisión de Soto del Real el sábado 10 de junio a mostrarles su apoyo desde el exterior de lo muros. Adur les grito “eskerrik asko” en agradecimiento. Inmediatamente después, fue derivado a aislamiento y ese mismo día las autoridades penitenciarias decidieron que Adur, Oihan y Jokin ya no debían seguir juntos en Soto y se ha derivado a uno a Aranjuez y a otro a Navalcarnero. En lenguaje carcelario, han sido dispersados, como represalia por recibir de buen grado las muestras de solidaridad hacia ellos.

Os animamos a solidarizaros con las nueve personas imputadas y a adheriros al manifiesto de los gurasoak (padres y madres de los chavales) en www.altsasugurasoak.com
Comparte y difunde