Recomendaciones

Viaje al Frente de Aragón

En la comarca maña de los Monegros se alzan algunas trincheras de la Guerra Civil (1936-1939) que se pueden visitar sin problema alguno en un día saliendo desde Madrid en coche por la mañana temprano. Recomendamos acudir, en primer lugar, al Centro de Interpretación de la Guerra Civil, situado en el pueblo de Robres. Se trata de un interesante museo sobre el conflicto bélico en Aragón de mucha calidad gráfica e histórica, con numerosos objetos, armas y publicaciones originales de la época. Destacamos sobre todo los carteles y periódicos que guardan.

Tras la visita al museo, el siguiente paso es dirigirse a la próxima Sierra de Alcubierre, donde se encuentran restauradas las trincheras que levantaron la Columna Lenin del POUM y más tarde ocuparon tropas de la Columna Carlos Marx del PSUC. Concretamente las de la posición del Monte Irazo y San Simón, donde combatió George Orwell en 1937, cuyo paso por allí quedó inmortalizado en su imprescindible obra Homenaje a Catalunya. A escasos metros de esta posición se encuentran las líneas enemigas, donde también se pueden visitar las reconstruidas trincheras y barracones que el ejército fascista sublevado conquistó en septiembre de 1936 y mantuvo durante toda la contienda.

Por último, queda visitar la siguiente y última  etapa de esta ruta histórica: el  escenario de la famosa Batalla de Belchite, la cual fue tomada por el ejército popular y las Brigadas Internacionales durante la ofensiva de finales del verano de 1937 tras una feroz resistencia por parte del ejército sublevado, que a posteriori volvió a tomarlo. Tras la victoria nacional, el gobierno franquista se negó a reconstruir el pueblo, llevando a cabo una campaña propagandística acerca de la maldad y la crueldad de quienes lo destruyeron. Animamos a los/as lectores a aprovechar para visitar las ruinas del pueblo destruido por la aviación republicana, con sus calles, iglesias, viviendas, etc. debido a que, en la actualidad, se está poniendo en marcha un proyecto para “museizarlas” y dentro de unos años no será posible pasear por ellas, tocarlas y explorarlas.

Belchite

Comparte y difunde
  • 35
    Shares
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad