Presentación del Colectivo Rompe el Círculo

Rompe el Círculo es el nombre de un proyecto mostoleño que actualmente aúna, al mismo tiempo, un colectivo y un espacio.

Como colectivo, Rompe el Círculo nace en Abril del 2008 como taller de educación popular. Sus objetivos, esencialmente dos: por un lado, emprender un movimiento de re-construcción comunitaria a nivel local, partiendo de una afinidad creada no por proximidad política, sino por los lazos de amistad y colegueo que en los barrios obreros todavía conservan una extensión y una densidad interesantes; por otro lado, desarrollar un proceso de autoformación, a distintos niveles, en base a la metodología pedagógica de la educación popular. Este proceso autoeducativo ha sido impulsado por la intención de adquirir conocimientos y habilidades que nos fuesen funcionales de cara a la lucha anticapitalista.

Ambas líneas estratégicas tienen su fundamento en un análisis de las particularidades de nuestro contexto. Por un lado, el desmarque de un posicionamiento ideológico explícito, y nuestra apuesta por trabajar desde las relaciones sociales en sí mismas, viene de entender que sin comunidades sólidas, no hay tejido conductor para la revuelta. Estas comunidades han sido siempre vivenciales y nunca políticas.

Respecto a la autoformación, además de la creciente complejidad de la realidad social del presente, que para su comprensión exige de nosotrxs mucho más que respuestas estereotipadas, un movimiento de emancipación que se quiera autoorganizado no puede delegar en unas élites intelectuales la comprensión e interpretación del mundo en el que lucha.

Los métodos de funcionamiento de Rompe el Círculo son métodos libertarios: la autogestión y la horizontalidad. La dinámica de funcionamiento del taller consiste en una sesión semanal de educación popular, en la que una persona se responsabiliza de preparar un taller específico, en base a una planificación que se realiza de mes en mes según las necesidades que vayan surgiendo. En ocasiones los talleres toman la forma de dinámicas o debates. También contamos habitualmente con la colaboración de ponentes de fuera del colectivo, y a veces hemos experimentado formas de investigación cooperativa sobre distintas problemáticas.

Una de las particularidades del taller de educación popular Rompe el Círculo es la concepción de que el proceso de autoformación tiene que ser integral. La miseria de la vida capitalista hoy alcanza la totalidad de la experiencia social. Por ello, nuestros talleres se articulan en base a tres ejes que consideramos perfectamente complementarios: formación política, formación práctica enfocada a la autogestión y reencantamiento de la vida cotidiana. Algunos ejemplos: un ciclo de historia social o un taller de teorías de la crisis capitalista se inscribiría en el primer eje, mecánica de bicicletas o autogestión de la salud en el segundo; un ciclo de sexualidad o un taller de sueños en el tercero.

Acerca de la vertiente espacial de nuestro proyecto, Rompe el Círculo se configuró a partir de Marzo de 2009, en un local de usos múltiples, que es alquilado y se financia por cuotas de sus socios. La decisión de alquilar fue tomada con la idea de dar estabilidad al proyecto a largo plazo e intentar romper con la dinámica de gueto estético y juvenil en la que, por desgracia, suelen verse atrapados  la mayoría de los centros sociales okupados.

El habilitar un espacio de estas características ha venido incentivado por  la necesidad de dar  cobertura a la dimensión comunitaria de nuestro proyecto, facilitando un lugar abierto y acogedor desde el que poder asentar distintos trabajos anticapitalistas de barrio que se retroalimentaran entre sí. Hoy en día el local sirve de punto de reunión para diversos colectivos además de la propia Escuela Popular de Móstoles o el Instituto de Transición: la Asamblea contra la privatización de la sanidad  o la Coordinadora de Asambleas Obreras de la Zona Sur. También está funcionando en el local un grupo de consumo ecológico, una distribuidora anticapitalista, una biblioteca social, una fotocopiadora colectivizada entre 5 colectivos de Móstoles y un estudio de grabación con gente vinculada al hiphop combativo.

A día de hoy, casi cuatro años vista, el balance de la experiencia es muy positivo. Creemos modestamente que tanto el colectivo como el local han tenido un aporte interesante en la configuración de lo que empieza a ser  un tejido  anticapitalista en Móstoles, pequeño pero socialmente insertado. Esto es, fuera del gueto. Y aunque algunas dimensiones del local están infrautilizadas, como la biblioteca social, otras como los talleres de educación popular dan prueba, semana a semana, de su tremendo vigor, llegando a ser frecuente un cierto desbordamiento del espacio que anima a ir pensando en dar nuevos pasos.

Para más información:  www.cajonlocal.blogspot.com
Para contactar:  rompeelcirculo@gmail.com

Comparte y difunde
  • 1
    Share

4 comentarios sobre “Presentación del Colectivo Rompe el Círculo

Comentarios cerrados.