Matewan

Director: John Sayles. Cinecom Pictures, EEUU, 1987.

¿Crees que este hombre es el enemigo? ¿Eh? ¡Es un trabajador! ¡Cualquier sindicato que le excluya no es un sindicato, sino un maldito club! Os tienen peleando entre vosotros, blancos contra negros, nativos contra extranjeros, cuando sabéis que no hay más que dos bandos en este mundo: los que trabajan y los jefes. Vosotros trabajáis, ellos no. Así es cómo reconoces al enemigo” – Joe Kenehan, Matewan.

Esta película reconstruye los hechos de la Batalla de Matewan, un conflicto real entre mineros de West Virginia (EEUU) y detectives y mercenarios contratados por la empresa Stone Mountain Coal Company, en 1920.

Antes de que tuviera lugar la sangrienta batalla, que se saldó con la muerte de decenas de mineros y detectives, los mineros organizaron una huelga denunciando sus terribles condiciones laborales. Ante esto, la empresa respondió importando trabajadores de otros rincones del país – sobre todo negros e italianos – e intentando desahuciar a los huelguistas de sus casas, las cuales eran propiedad de Stone Mountain. Tras numerosos debates, los mineros lograron que los nuevos trabajadores se unieran a su lucha y se adhirieran a la huelga, por lo que la patronal tuvo que introducir detectives infiltrados en sus filas y organizar secuestros, chantajes, montajes, torturas y asesinatos. Cuando ni siquiera estas tácticas funcionaron, la empresa trajo refuerzos para proceder a los desahucios, pero fueron recibidos con balazos por parte de los habitantes del pueblo, originándose, de esta manera, la famosa batalla.

Además de todas las cuestiones históricas y de relaciones laborales relativas al mencionado conflicto entre trabajadores y empresarios, esta película también aborda el fuerte racismo que existía entre los mineros, los papeles de los sindicatos y la violencia frente a la no-violencia, no como fuerzas antagonistas, sino como estrategias a seguir en diferentes momentos de la lucha.

Comparte y difunde
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad