De nuevo, otro herido grave por una bala de goma

El pasado 1 de octubre, en el marco de la celebración del referéndum de independencia en Cataluña, Roger Español perdió la visión en su ojo derecho. Nuevamente, una pelota de goma lanzada por las fuerzas de seguridad ha vuelto a dejar a una persona gravemente herida. Esto no es nuevo, todos lo sabemos, más de una veintena de personas han sufrido este mismo tipo de lesiones en el conjunto del Estado desde 1990. Pero no sólo eso, otras 16 han muerto en las mismas circunstancias.

Para más inri, este nuevo caso se ha dado en Cataluña, donde hace más de tres años que se prohibió el uso de este tipo de armas tras la campaña lanzada por la asociación Stop Balas de Goma a raíz de que Ester Quintana corriera la misma suerte que Roger durante la huelga general de noviembre de 2012. Cinco años después, nos encontramos con una nueva denuncia presentada por las abogadas de Roger contra el agente que le disparó y los dos mandos policiales al cargo del operativo. Y si las estadísticas se cumplen, dentro de unos meses o años estaremos ante una nueva denuncia archivada sin más, pues ningún miembro de las fuerzas de seguridad ha sido nunca condenado por este tipo de actos (a lo sumo, se ha otorgado alguna indemnización, pero por parte de las instituciones).

Roger y el centro Irídia para la defensa de los derechos humanos han grabado un vídeo explicando el caso. Os recomendamos verlo, aunque como era de esperar te deja bastante jodido/a. Su intención es que todo este proceso sirva para potenciar una lucha que consiga impedir el uso de este tipo de armas en todo el Estado.

Desde estas líneas queremos enviar ánimos a Roger y sus allegados/as, y desprecio hacia quienes nos mutilan.

Comparte y difunde