Carabanchel se moviliza para defender la sanidad pública

La lucha por una sanidad pública universal y de calidad en el distrito de Carabanchel se arrastra desde hace años, impulsada por diferentes colectivos sociales, entre los que se encuentra la Asamblea Popular de Carabanchel (APC).

Desde el nacimiento de esta asamblea en el contexto del 15M en 2011, se ha entendido que la defensa de los servicios públicos y en concreto de la Sanidad Pública es un elemento clave para el bienestar de las personas. Es un derecho humano que se ve vulnerado en numerosas ocasiones, lo que nos impide mantener una vida digna.

Es por ello que desde la APC se ha tenido siempre una colaboración continua con la Marea Blanca, y se han creado sinergias con profesionales de la sanidad que trabajan en el distrito. En este sentido, desde que finalizó el primer confinamiento se han realizado diferentes asambleas para conocer su realidad laboral y social, así como poner en valor su labor durante la pandemia.

Es a través de estas reuniones como en el distrito se va fraguando una mayor organización de los colectivos sociales para iniciar unas protestas que se mantienen a día de hoy, y que cada vez son más numerosas. Las movilizaciones comenzaron en el Centro de Salud de Abrantes, pero se han extendido a otros como el Centro de Salud de Puerta Bonita.

Cuando la lucha es el único camino

A principios de septiembre, un cartel escrito a mano anunciaba que el centro de Salud Abrantes, pese a que formalmente seguía abierto, ya no tenía medic@s. ¿Para qué sirve un centro de salud si no tiene médic@s, si estos no pasan consulta? Nos daba miedo de se tratara de los primeros pasos para el desmantelamiento de este ambulatorio, que fuera otro más de los treinta centros de salud de la región que la Consejería del Salud ha cerrado estos meses. Habían dejado a cerca de 30.000 personas, a un barrio entero, sin asistencia médica cercana en plena segunda ola de pandemia.

En ese contexto, desde la Asamblea Popular de Carabanchel decidimos convocar concentraciones, la primera de ellas el jueves 10 de septiembre, exigiendo médic@s y una dotación de personal suficiente para cubrir las necesidades asistenciales del área. Llamamos a participar al conjunto del tejido social del distrito y al vecindario, con carteles, con panfletos, con mensajes en las redes sociales…

Desde entonces, diversos colectivos sociales y vecinales del barrio se organizaron para continuar con una movilización que se repite a día de hoy cada jueves y que se ha extendido por el distrito y otros barrios de Madrid.

Dejar sin médic@s un ambulatorio es una decisión que hace daño a muchas personas y que pone en serio riesgo la salud de la gente, algo absolutamente incromprensible en el contexto de la segunda ola de la pandemia. Pero el barrio no se ha resignado y no se ha quedado de brazos cruzados. El barrio ha demostrado, saliendo a la calle, que no va a permitir que sigan los ataques.

Las demandas sociales para reforzar la Sanidad Pública en Carabanchel, y la primera pequeña victoria

Han pasado dos meses desde la primera convocatoria y estas movilizaciones ya han tenido sus logros, ya que se ha conseguido que aumente el personal sanitario en el Centro de Salud de Abrantes.

Nos lo confirmaba una sanitaria: en el CS Abrantes, desde finales de septiembre hay entre 5 y 6 facultativos por las mañanas. Pero el número de facultativos varía según los días y, sobre todo, no hay médic@s por las tarde más que el pediatra. Es decir que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha dado marcha atrás a su intención de desmantelar este centro de salud del popular distrito de Carabanchel pero no ha revertido el deterioro de la atención sanitaria.

Por este motivo, continúan las movilizaciones en defensa de la Sanidad Pública y para exigir que se dote de los medios y personal sanitario necesarios a los Centros de Salud del barrio. Se reclama que las personas que lo requieran sean atendidas de uno a tres días; que se habiliten más líneas telefónicas y se refuerce el personal administrativo; que se dote a la atención primaria de un mayor número de rastreadores y que se realicen de más pruebas PCR como método de prevención y actuación; y por último, que se abran los servicios de urgencias de atención primaria (SUAP) que están cerrados desde hace meses.

Artículo escrito por la Asamblea Popular de Carabanchel.

Todos los jueves a las 18:30h.  Manifestación desde el Centro de Salud Abrantes al Centro de Salud Puerta Bonita de Carabanchel.

Más información en: https://asambleadecarabanchel.org

Comparte y difunde
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad