La ZAD de Notre-Dame-des-Landes. Historia de una resistencia

La ZAD (Zona A Defender) es un territorio ocupado de 1200 hectáreas en el término del municipio de Notre-Dame-des-Landes, cerca de la ciudad francesa de Nantes. En el marco de una lucha de 50 años en oposición a la construcción de un aeropuerto que hubiera sido el tercer aeropuerto más grande de Francia, lucha victoriosa tras la declaración del gobierno de Macron del 17 de enero de la cancelación del proyecto, en la ZAD se han desarrollado innumerables iniciativas. Estas van de la artesanía y la agroecología a escala local (carpinterías, ganadería, queserías, panaderías, huertos) a la autoconstrucción, pasando por experiencias de organización asamblearia del territorio, construcción de medios alternativos. Ha supuesto también la renovación y construcción parcial de un nuevo modelo de lucha basado en la idea de la ocupación de territorios como a la vez estrategia de defensa frente a la construcción de grandes infraestructuras y laboratorio de nuevas formas de habitar y de relacionarse.

A día de hoy una parte de todo esto ha sido destruido y la zona se encuentra inundada de militares y policías que bloquean carreteras, accesos y mantienen una presencia constante en la zona. Tras la cancelación del proyecto de aeropuerto el gobierno ha querido también terminar con el experimento político lanzando un ultimatum: todo aquél que se niegue a registrar, oficializar y regularizar de manera individual su proyecto será expulsado. Esta oferta viene después de que muchas personas hayan ya perdido su hogar.

La respuesta ante este chantaje y ante la tremenda violencia policial del que ha hecho gala (se cuentan ya más de 150 heridos y al menos una decena de detenidos) no se ha hecho esperar. Los habitantes de la zona y gentes solidarias de todo el mundo se han dado cita en la ZAD para defenderla por todos los medios. Se levantan barricadas, se cocina, se comparte, se lucha contra la policía y se defiende la posibilidad de otra forma diferente de vivir.

El lunes 23 de abril terminará el plazo habilitado por la prefectura para el registro de proyectos, y aunque las negociaciones para una solución colectiva han comenzado, todo parece indicar que sólo el mantenimiento de una relación de fuerzas como la de hasta ahora puede garantizar la continuidad del proyecto. Toda muestra de solidaridad, ya sea en persona o a distancia (zad.nadir.org) es bienvenida por la gente de la ZAD.

Comparte y difunde
  • 5
    Shares

Un comentario sobre “La ZAD de Notre-Dame-des-Landes. Historia de una resistencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.