El Estado español y su disposición a entregar a disidentes al gobierno turco

España se ha convertido en una jurisdicción de conveniencia en materia de extradiciones, un territorio cómodo del cual resulta relativamente sencillo conseguir la entrega de personas reclamadas por cualquier país. Las autoridades turcas, incluso, cuentan desde 2009 con un convenio de cooperación en materia penal con España. España, a través de la Audiencia Nacional, ha rebajado los criterios legales para la concesión de las extradiciones hasta límites intolerables. El caso de Hamza Yalçin es un buen ejemplo porque ha viajado y vivido en diversos países pero no es hasta llegar a España cuando termina detenido y, posteriormente, encarcelado preventivamente

Leer más