Película

Ni Dios, ni Marido, ni Patrón

Dirigida por Laura Mañá. Producido por INCAA. Guión escrito por Esther Goris y Graciela Maglie. Argentina, 2010

Ni Dios, ni Marido, ni Patrón cuenta la historia real de la anarquista argentina de origen alemán, Virgina Bolten, que en 1896, con treinta años, llega a Buenos Aires. Allí se reencuentra con su amiga Matilde, que junto con otras mujeres trabaja en la hilandería de Genaro Volpon, bajo las penosas condiciones de la época: más horas que los hombres, menor sueldo, sin tiempo de ocuparse de sus hijos/as, trabajo en casa para sus maridos y abusos sexuales por parte del patrón. Nada que ver con la situación actual de absoluta igualdad.

Virginia se infiltra en la fábrica y se une a Matilde, Filomena, Rosalía y otras operarias para llevar a cabo un viejo proyecto de la primera: editar un periódico que denuncie la doble explotación a la que es sometida la mujer, por razón de clase y de género. Así es cómo nació este periódico, el Todo por Hacer. No, es broma; su publicación se llamaba La voz de la Mujer y publicó nueve ejemplares entre enero de 1896 y enero del 97.

Una segunda parte del filme, menos interesante, se centra en la figura de Lucía Boldoni, prima donna de la lírica nacional, que se interesa por la militancia feminista de estas mujeres y busca incorporarse a las mismas.

Si bien en algunos aspectos la película es bastante previsible y la división entre buenas y malos es un pelín simplista, no deja de ser una forma interesante de acercarse a la figura de Bolten, la editora de uno de los primeros periódicos anarquistas de Argentina (El Obrero Panadero de Rosario) y la organizadora (junto a Romulo Ovidi y Francisco Berri) de la primera manifestación del Primero de Mayo del país latinoamericano.

Comparte y difunde
  • 65
    Shares