11 meses en las vías: las vecinas de Murcia ganan la batalla por el soterramiento del AVE

El mes de julio llegaba a su ecuador cuando el nuevo Delegado de Gobierno en Murcia, Diego Conesa, anunció lo que las murcianas llevaban once meses esperando: el AVE llegará a la ciudad soterrado. El plan que suponía la construcción de un muro de 9 km de longitud y 5 metros de altura (con una pasarela de 52 escalones de subida y 52 de bajada), aislando a los barrios del sur del resto de la población, finalmente ha sido tumbado.

La noticia fue recibida con júbilo, pero también con escepticismo, pues el plan definitivo no se desplegará hasta septiembre. Pero una cosa sí está clara y es que la sociedad murciana ha demostrado no ser cerril y que sabe responder a los intereses de quienes ostentan el poder económico de esta región del Levante. Y por ello es previsible que el nuevo gobierno cumpla su promesa, pues sabe que las vecinas se le volverán a echar encima si no lo hace.

Ningún muro debe separarnos; tenemos el derecho de vivir en territorios habitables, por más que se empeñen en hacer negocio a nuestra costa. Si las instituciones sirvieran al pueblo, le escucharían cuando protesta, pero en lugar de ello siempre tratan de dividirnos, calumniarnos y reprimirnos. Ahora bien, esa receta dictatorial no siempre funciona, y los murcianos y murcianas nos han refrescado la lección que nunca debimos olvidar: frente a la soberbia del poder, la lucha es el único camino” – Comunicado de la Asamblea de Gamonal en apoyo a las vecinas de Murcia.

Nos hicimos eco por primera vez de las luchas por el soterramiento en otoño del año pasado[1], cuando las vecinas llevaban doce noches consecutivas saliendo a la calle a protestar contra un disparate de muro, una solución rápida y barata para conseguir traer el AVE antes de las próximas elecciones municipales y autonómicas. En ningún momento nos imaginábamos que aguantarían movilizándose durante once meses más. Toda una hazaña.

Las propias vecinas reconocen el valor de su cabezonería. En declaraciones al medio El Salto[2] una persona manifestó “llevamos once meses todas las noches allí, lloviendo, con frío… hemos batido el récord de España, pero, gracias a dios, se ha parado. No íbamos a consentir que nos pusieran ese mamotreto. Esto es una lucha que hemos ganado todos, la plataforma con su trabajo, la acampada y todas las personas que hemos estado allí ayudando y poniendo nuestro grano de arena”.

De las movilizaciones desde entonces cabe destacar la pluralidad de acciones llevadas a cabo, reflejo del carácter popular de dicha lucha. Desde la acampada junto a las vías, los doscientos músicos cantando su propio “The Wall” de Pink Floyd, hasta la multitudinaria visita a la casa del alcalde, una asamblea de cientos de personas rodeada de antidisturbios, la quema de dos excavadoras de las obras o los cortes de las vías del tren.

El 8 de marzo – día en que 100.000 personas salieron a la calle en Murcia – la jornada se saldó un herido grave y varias detenciones cuando la manifestación se adentró en el barrio de El Carmen para terminar en el paso a nivel de Santiago el Mayor, donde más cien agentes y decenas de furgones policiales estaban a la espera. El movimiento feminista local se solidarizó con las mujeres acampadas en las vías y apostó por una ciudad sin muros. Los cánticos feministas se fusionaron con proclamas pro soterramiento, (“nosotras por arriba, el tren por abajo”), criticando la represión y violencia policial como elementos propios del patriarcado.

Frente a estas acciones, efectivas y simbólicas a partes iguales, el silencio de los medios ha sido atronador, a pesar de encontrarnos con un ejemplo de desobediencia civil de la magnitud – en términos proporcionales – del 15-M e incluso de algunas de las movilizaciones enmarcadas en el procés catalán. Apenas algún artículo esporádico en Público, El Salto o eldiario.es, como el que publicó el pasado 31 de marzo Elisa Reche titulado “200 días en las vías: la lucha sin precedentes de los vecinos de Murcia contra las obras del AVE”[3], han conseguido romper levemente el pacto de silencio en torno al empoderamiento de las compañeras.

Y no solo han salido a la calle a protestar, sino que las murcianas también se han creado relaciones de apoyo mutuo y cajas de resistencia antirrepresivas que han facilitado continuar con la lucha. Y es que la Plataforma Pro Soterramiento puso en marcha a finales de febrero una campaña de crowdfunding (financiación a través de internet) para recaudar 30.000 euros con el objetivo de pagar multas impuestas a las vecinas del barrio del Carmen por Delegación de Gobierno.

Una de estas vecinas es Sandra Martínez, una trabajadora social de 30 años, que recibió un total de cuatro multas ascienden a más de 2.000 euros. En el artículo de eldiario.es que hemos mencionado sobre estas líneas explica lo sucedido así: “Una me la pusieron en las vías, pero las otras tres me llegaron por aparecer en imágenes de una cámara, decían. Además tengo una denuncia por agredir a un policía justo cuando les puse un parte en el hospital por las heridas que me habían causado ellos”.

Nos despedimos con las palabras de un buen amigo y colaborador ocasional de este medio, de ascendencia y acento murciano – pese a haberse criado en Hortaleza – que, emocionado, celebró esta victoria para la sociedad murciana.

 “Que debemos tener presente que no nos van a regalar nada. Que tan sólo caminando juntos, con cabezonería y empatía, alcanzaremos nuestros destinos. Ayer recibimos una gran noticia que sirve de vivo ejemplo de este básico principio. Que las vecinas de Murcia han conseguido mandar al tren bajo tierra y así evitar que sus barrios se partieran en dos. Lo han conseguido tras concentrarse cada noche durante 11 meses. Y con muchas más cosas. Pese a multas y detenciones, la indiferencia de los medios o el pesado peso del tiempo. El mundo lo cambian las cabezotas, y a eso no hay gobierno que nos gane, cuando sacamos el orgullo y la solidaridad. El mes de julio será un mes de repensar nuestras luchas, para encarar con mejores herramientas el próximo curso. Pero la realidad nos impone un ritmo de trabajo. Así que seguimos. Saboreando estas noticias. Para aparcar durante un rato el sabor de la derrota”.

______________

[1] www.todoporhacer.org/murcia-soterrada

[2] www.elsaltodiario.com/murcia/la-sociedad-murciana-gana-la-batalla-del-soterramiento-del-ave

[3] www.eldiario.es/murcia/sociedad/lucha-precedentes-vecinos-Murcia-AVE_0_755224875.html

Comparte y difunde
  • 83
    Shares