Minuesa: una okupación con historia

Director: Javier Corcuera. Realización: Javier Corcuera y Jordi Abusada. Banda sonora: Banda Basotti, La Furia y Mano Negra. 16 minutos

El Centro Social Okupado Minuesa fue una de las primeras experiencias de okupación que se dieron en Madrid y una de las más duraderas y míticas.

En el año 1988 y aprovechando la lucha de las trabajadoras que se habían encerrado en la imprenta Minuesa (calle Ronda de Toledo nº 24 por aquellos tiempos) para luchar contra la quiebra de la empresa y salvar así sus puestos de trabajo, un grupo de personas de diferentes movimientos asociativos y sociales del barrio empezaron a hacer causa común con ellas. Empezaron a usar las instalaciones como espacio cultural alternativo, autogestionado y beligerante con las políticas neoliberales aún recientes en el Estado español de entonces.

Poco tiempo después la imprenta quebraba definitivamente y el lugar abandonado pasó a ser un espacio cultural que atrajo durante varios años a varios miles de personas en sus conciertos, charlas, actividades culturales y actuaciones.

El miércoles 18 de mayo de 1994, en medio de un fuerte dispositivo policial, que contaba con algo más de cien agentes de la Unidad de Intervención Policial (antidisturbios), unos treinta efectivos de la Policía Nacional y veinte agentes de la Policía Municipal, así como un helicóptero, ambulancias, una dotación del Parque de Bomberos y una unidad de “laceros” de la Perrera Municipal, se llevó a cabo el desalojo de la totalidad de la finca que ocupaba Minuesa.

Por la mañana comenzaron a producirse enfrentamientos entre policías y personas que se habían concentrado para apoyar a los y las okupas, al intentar estas personas llegar en manifestación hasta el inmueble de Minuesa, que había sido acordonado, impidiéndose el paso de toda persona que no estuviese autorizada. Los disturbios se extendieron durante más de cuatro horas por las zonas de Lavapiés, Embajadores y Atocha, dando como resultado dos personas heridas, veintidós detenidas y numerosas contusionadas. Una vez finalizados los disturbios, se siguieron produciendo detenciones policiales hasta bien entrada la tarde.

El desalojo del edificio le llevó más de dos horas a la policía. En el interior se encontraban ciento diecisiete personas, cuarenta de las cuales eran los y las okupantes habituales de las viviendas. Los y las okupas ofrecieron una resistencia pasiva al desalojo, dificultando éste con la colocación de objetos que entorpeciesen la labor policial. Las personas desalojadas fueron cacheadas (registradas a fondo) e identificadas dejándolas posteriormente abandonar el lugar.

El mismísimo Eduardo Inda, actual director de OK Diario, publicó por aquel entonces una crónica de los hechos en El Mundo. En ella, relató que las cargas de los antidisturbios se produjeron cuando las okupas gritaron «policía asesina«.

El mismo día del desalojo, en diferentes ciudades del Estado Español y de Europa (de Alemania, de Holanda y de Italia) se celebraron actos de solidaridad con los y las okupas de Minuesa. Durante los días que siguieron al desalojo se produjeron diferentes concentraciones de apoyo a Minuesa, que fueron brutalmente reprimidas por las fuerzas policiales, incluso llegó a haber un intento de reokupación del edificio por parte de tres jóvenes que vieron frustrado su intento por la intervención de los guardias jurados que estaban al cuidado del inmueble.

Como colofón de estas movilizaciones, el día 17 de junio de 1994 se celebró una manifestación pro-okupación que bajo el lema “Por el derecho a la vivienda y los centros sociales. Contra la especulación, okupación” convocó a unas mil quinientas personas. La manifestación fue convocada por más de treinta y cinco colectivos, sindicatos, partidos políticos, etc. de Madrid y era apoyada por colectivos de Pamplona, Galicia, Valencia, Zaragoza, Barcelona, y Sevilla.

Al término de la manifestación fue ocupada la antigua fábrica PACISA en la Ronda de Atocha nº 35, con el fín de crear allí un nuevo Centro Social Okupado que diera continuidad al de Minuesa. 

Este corto documental, que se puede ver íntegramente a continuación, recorre muy brevemente la historia del centro social y las actividades que en él se celebraban, así como el desalojo del mismo y algunos de los incidentes de esa mañana.

Más información en el artículo «Minuesa: la república de Lavapiés a 25 años de su desalojo» (El Salto) y la hemeroteca de La Okupación como Analizador.

Comparte y difunde