Matadero: Lo que la industria cárnica esconde

documentalmatadero.com Estrenado en noviembre de 2017
Matadero es una palabra que a nadie le suena bien. Es un lugar al que nadie querría ser llevado. La mayoría ni siquiera querríamos visitarlo. Pero todos los días, como sociedad, nos llevamos a la boca los productos resultado de su actividad. O no sabemos, o no queremos saber. Sea como sea, hay personas y colectivos que se están tomando muy en serio algo tan sencillo como eso: que sepamos. En este artículo vamos a acercarnos a uno de esos proyectos y a su última apuesta, una apuesta que ha supuesto dos años de trabajo y que está teniendo una importante acogida. Y como no hay historia sin protagonistas, empezamos por ahí…

Tras los muros: fotografía por la  liberación animal

En 2014 apareció públicamente un nuevo proyecto fotográfico y audiovisual llamado Tras los muros (traslosmuros.com). A través de una web y perfiles en diferentes redes sociales, se dedica a publicar imágenes sobre diferentes industrias de explotación animal. Estas industrias suelen estar rodeadas de bastante oscurantismo y es muy importante revelar lo que realmente ocurre, para que dejemos de no saber y empecemos a saber.

Tras los muros publica investigaciones y reportajes, no son imágenes inconexas, sino verdaderas narraciones audiovisuales que nos acercan a realidades que muchas veces preferiríamos seguir teniendo lejos. También ha publicado algunos de sus reportajes en diferentes medios de prensa escrita, impresa y digital, y concedido algunas entrevistas. Estas entrevistas, junto a una labor constante en las redes sociales, sirven para mostrar otra de las características de Tras los muros. No estamos ante un proyecto que solo provee de imágenes a un movimiento sino que, como parte de ese movimiento, hace también un importante trabajo de documentación y difusión que genera análisis y posiciones. Si echas una ojeada a algunos de sus perfiles en redes, verás imágenes de explotación animal, sí, pero también encontrarás extensos informes de organismos oficiales sobre la situación actual de algunas de las industrias, novedades en el terreno legislativo, enlaces a artículos de análisis, y todo ello orientado siempre a la acción, a dar acceso a materiales que quizá nos puedan ayudar a elegir qué hacer y cómo hacerlo.

Tras los muros muestra imágenes sobre la situación real y actual de los animales explotados, pero deja muy claro que su intención en ningún momento es conseguir que cambien las condiciones de explotación. Es un proyecto abolicionista que siempre que puede desenmascara la trampa del llamado “bienestar animal” (y Matadero es una buena muestra de ello). Muestra condiciones porque son lo que hay, y sobre todo para que sepamos de qué estamos hablando cuando hablamos de explotación animal.

Otra parte importante del proyecto es documentar y fomentar la resistencia contra el especismo. En el blog de su web podéis encontrar reportajes y entrevistas a diferentes colectivos de activistas, como pueden ser los saboteadores de la caza de Bristol o la Palestinian Animal League. También ha escrito el libro Refugiados. Animales liberados de granjas, mataderos y otros centros de opresión. En febrero de este año, Tras los muros (Aitor Garmendia) recibió el primer premio “Picture of the year” en la categoría “Science & Natural History” con la serie de fotografías Slaughterhouse (Matadero).

La investigación

México es uno de los diez principales países productores de carne de vacas, pollos o cerdos a nivel mundial. Paradójicamente, nunca se había hecho una investigación de denuncia al respecto, así que parecía que podía ser menos difícil infiltrarse a tomar imágenes allí que en otros países en que las industrias especistas están más prevenidas. Así, Tras los muros accedió entre 2015 y 2017 a 58 mataderos ubicados en 10 estados de México. Documentó el transporte y la matanza de vacas, cabras, pollos, cerdos y caballos. Como se dice en el dossier de la investigación:

“Es muy importante subrayar que, aunque todo el material aquí expuesto se haya recabado en México, el objetivo de esta investigación no es simplemente mostrar lo que sucede en este país en concreto. Puede que haya ciertas diferencias en las técnicas empleadas, en las instalaciones, en el cumplimientos de leyes y normativas respecto a otros países —más laxas en unos, más estrictas en otros—, pero la finalidad de los mataderos es la misma en todos los lugares: matar animales a la mayor velocidad posible. La crueldad y la violencia que allí se ejerce así como el terror que padecen los animales, son comunes a todos los sitios, forman parte intrínseca del sistema de explotación animal y, tal como evidencian los estudios citados a lo largo de toda esta investigación, sucede en todo el mundo”.

A la investigación audiovisual hay que sumar un importante trabajo de documentación en lo relativo a normativa, marcos legales, manuales de bienestar animal, situación del mercado, etc., que dan solidez y unidad al conjunto y sirven de broche para la mayor investigación audiovisual sobre mataderos en el mundo.

El documental

Matadero. Lo que la industria cárnica esconde es un documental de 40 minutos dividido en cuatro capítulos: pollos, cerdos, caballos y vacas. En cada bloque se presenta el tema, se aportan algunos datos, los animales llegan al matadero y se reflejan los diferentes pasos del proceso de matanza. Es un documental que muestra la violencia sistemática del especismo y por tanto es duro, pero no “gore”. No tiene ese punto sensacionalista sino que prima ante todo la intención de documentar y mostrar la esencia de los mataderos y la industria cárnica: el hecho, inevitable si se quiere seguir manteniendo esta forma de explotación, de que para producir carne hay que arrebatarle la vida a un individuo que puede sentir lo que le hacemos. El documental se cierra con una serie de datos sobre la industria cárnica en diferentes países del llamado primer mundo, que nos muestran que lo que hemos visto no son casos aislados. En definitiva, un enorme esfuerzo militante que nos arroja un duro hecho: mientras seguimos dudando sobre si posicionarnos o no contra la explotación animal, los mataderos trabajan sin descanso a lo largo y ancho del planeta.

Comparte y difunde
  • 94
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.