Masculinidades y feminismo

Autor: Jokin Azpiazu Carballo. Virus editorial. Barcelona, 2017. 138 páginas.

Este libro lleva editado ya un año y medio, pero eso no le hace perder ni una pizca de valor. Para todos los que andáis dándole una vuelta a vuestra situación privilegiada como hombres y os dáis cuenta de que es el momento de tirarse al barro: este libro os está esperando. Jokin Azpiazu se propone agitar e incomodar, en busca de lo que ha llamado la “incomodidad productiva”. Lo hace examinando, bisturí en mano, las tan comentadas nuevas masculinidades. ¿Cuánto de nuevas tienen? Y, sobre todo, ¿lo que tienen de nuevo, qué efectos tiene sobre la opresión de género? ¿En qué tipo de tareas se implican los nuevos hombres? ¿Cuáles siguen siendo vilmente encasquetadas a sus compañeras? Sin querer desvelar mucho, resulta evidente que una visión caricaturizante de la masculinidad es más cómoda de manejar (para los hombres con cierta sensibilidad) que las contradicciones e inquietudes que surgen si nos metemos más a fondo en el tema.

Otro de los bloques temáticos centrales del libro es el de los grupos de hombres. Grupos no mixtos en los que hombres con buena voluntad se reúnen para hablar sobre cómo es ser hombre en esta sociedad, los problemas que presenta, cómo afrontarlos, etc. Tampoco ahí el autor ahorra esfuerzos en criticar, señalando el peligro de que estos grupos, tan necesarios, caigan rápidamente en la autocomplacencia y en la búsqueda de la comodidad. Azpiazu cuestiona varios puntos en este apartado, dando pistas a quienes quieran usarlas. ¿Qué objetivos tiene el grupo? ¿Es la reflexión sobre la propia identidad masculina una prioridad frente a otras problemáticas? Viendo cómo el heteropatriarcado afecta a las diversas identidades, ¿qué se podría hacer desde los grupos de hombres? ¿Qué nos da más posibilidades: reflexionar (y actuar) sobre la identidad o hacerlo sobre el poder?

Cierra haciendo un repaso sobre los roles de género dentro de los movimientos sociales, basándose en su experiencia personal y en los múltiples debates a los que ha ido sometiendo el texto, desde su forma inicial hasta que dos años después elaborara su versión definitiva, contrastada y revisada. Y no se nos puede acusar de spoiler por decir que queda mucho por hacer dentro de los espacios supuestamente trabajados, así que este libro queda recomendado para su lectura y puesta en práctica de lo que le saquemos, a la mayor brevedad posible.

Comparte y difunde