Entrevista a Las Kellys Madrid

-Empezamos con una breve presentación, ¿quiénes sois? ¿Qué objetivos tenéis? ¿Cómo os organizáis?

Somos una Asociación autónoma de mujeres que trabajamos en los hoteles, pertenecemos al Departamento de Pisos o limpieza de habitaciones y áreas de un hotel, y consideramos que somos un pilar, porque sin limpieza las estrellas de los establecimientos no brillan. Queremos ser visibles, sacar a la luz tantas irregularidades como soportamos, que respeten la dignidad de nuestro trabajo, que se cumplan las leyes vigentes, que cambien y regeneren nuestras condiciones laborales porque nos están afectando sobre todo en la salud y en la conciliación familiar, junto con tantas obligaciones como nos vienen impuestas y que nos niegan nuestros derechos más básicos.

Hemos establecido grupos de trabajo territoriales y en cada grupo se organizan reuniones periódicas en espacios que nos ceden colectivos y entidades. Nos comunicamos por redes, organizamos planes de acción por Skype y Messenger, wasap, teléfono o por mail, y a veces podemos asistir juntas a algún evento. Esta primavera, en Lanzarote y Madrid, coincidimos en un seminario sobre la brecha salarial de género. Nos hemos reunido puntualmente en Madrid y Barcelona, tenemos una web (las kellys.org) y una hemeroteca que actualizamos con mucho esfuerzo y dedicación. Constantemente buscamos alternativas que nos den voz y nos permitan avanzar un paso más.

las-kellys

-Este tipo de funcionamiento choca con la que estamos acostumbrados/ as a ver ¿Por qué habéis optado por organizaros vosotras en lugar de afiliaros a un sindicato mayoritario?

La lucha social no se patenta y las sociedades cambian, los movimientos sociales emergen como una respuesta de la razón a la desigualdad y la injusticia, y han fomentado cosas tan importantes como la solidaridad, la cooperación, el intercambio y el apoyo mutuo, y eso ha sucedido porque las deficiencias de los más desfavorecidos no se atienden. Deberíamos empezar a acostumbrarnos porque como decimos en los grupos de trabajo “organízate si no quieres que te organicen”

La Asociación es multicolor, algunas “kellys” son delegadas en sus hoteles, muchas no están pero un día estuvieron afiliadas, otras se presentaron en los comités estando ya en la Asociación, también están las que cuando llegó la externalización vieron cómo se negociaba con las empresas y se desencantaron. Los sindicatos mayoritarios tienen su función y su modelo federativo, y esto último es lo que más nos distancia, pero como los respetamos, queremos que nos respeten y no admitimos suplantaciones. Yo diría que las posibilidades con los sindicatos mayoritarios están en un marco que todavía no se ha producido. La Asociación Las Kellys es una voz independiente de siglas, dónde no se necesita un carné para defender nuestras reivindicaciones porque lo que nos mueve a ello es muy legítimo y hemos ido tomando conciencia de nuestra precariedad a la fuerza y con embudo.

-¿Tenéis relación con movimientos sociales y sindicatos minoritarios?

Por zonas hemos participado en Foros y manifestaciones de Movimientos Sociales, ahí hemos conocido a los yayoflautas, a la Pah, a la Renta Básica, a colectivos del trabajo doméstico y de cuidados, afectados por las mutuas, Correscales, PAICAM, nos han abierto los micrófonos de radio las plataformas de Paradas y Precarias de la CGT de Valencia y feministas de Dones y Prou, feministas de Gràcia, con la Asamblea Feminista de Madrid en alguna de sus asambleas, actos por el empleo digno con Correos, Coca-Cola y Vodafone, contacto con Camareras en Pie, el Colectivo de Abogados Ronda (que además de su ayuda y formación laboral nos cede espacios en Madrid y Barcelona). Actualmente seguimos abriendo vínculos con otros colectivos emergentes y seguimos reforzando los existentes.

Con los sindicatos minoritarios, ninguno, aunque tenemos mucha relación con la órbita de la CGT, y algo puntual con Somos Sindicalistas.

-¿Qué aceptación estáis teniendo entre vuestras compañeras?

Poco a poco se van sumando Kellys, recibimos muchos mensajes de ánimo y apoyo. En nuestros hoteles no decimos a todos que estamos en la Asociación Las Kellys, somos clandestinas porque hay filtros y las subversivas vamos a la calle o nos condecoran con los peores turnos o trabajos. Nos escriben y nos cuentan su caso, y por apoyo mutuo tenemos también palabras de aliento hacia ellas, pero procuramos enfocarlo a la lucha colectiva porque con victimismo, quejas y lamentaciones nos podemos desahogar un momento, pero al día siguiente nos van a estar esperando las mismas condiciones y se van a ir agravando por insumisión. Las invitamos a conocer el movimiento, a participar en las reuniones, proponer ideas, a que tomen posiciones y soliciten inspecciones, denuncien, se informen, conozcan los convenios, licencias, y a que no se den por vencidas y dejen el miedo a un lado.

-¿Cómo están siendo las reacciones de las empresas ante vuestras exigencias?

Sabemos que no nos quieren mucho, nos ignoran y nos dejan por mentirosas, pero ha habido varias que han tenido que poner fin a la subcontratación por sentencia. La legislación, la externalización, etc. permiten a los hoteles evadirse de responsabilidades fácilmente y no se privan. La externalización se ha concertado para abaratar costes y controlar el derecho de réplica, si te quejas y exiges, no trabajas y la patronal se jacta de decir que lo que denunciamos son casos puntuales. La negociación del convenio son un misterio y no estamos al corriente de en qué punto está.

-Las reformas laborales de 2010 y 2012 dieron la vuelta al sistema de las relaciones laborales, ¿en qué han afectado estas reformas a vuestro trabajo?

Los empresarios ejercen descaradamente la ventaja que las reformas les han concedido. Se permitieron ERES ficticios y se despidieron plantillas enteras para contratar empresas de multiservicios cuyas tablas salariales son un 40% inferior al convenio de hospedaje y alojamiento, así como las licencias y las categorías aunque no las funciones. Estas empresas trampean con las horas de cotización y con el plus de productividad resultando que dónde una camarera cobraba 1200 € por hacer 17 habitaciones en 14 pagas, ha pasado a cobrar 800 por 400 habitaciones en un mes con las pagas incluidas. Los contratos de obra y servicio que se firman muchos están en fraude de ley.

-Se nos acaba el espacio, os dejamos estas últimas líneas para que nos contéis lo que os apetezca

Hay un tema muy actual que preocupa mucho a los hoteleros por la competencia desleal que supone. Es la falta de regularización de los apartamentos turísticos y están comprometidos con la Comunidad de Madrid para modificar una ley que les perjudica y se ha quedado obsoleta. Pues bien, las Kellys queremos saber dónde está publicada la regularización de las empresas de multiservicios que tanto nos perjudica a nosotras y también vamos a pedir competencias porque no pueden prevalecer los derechos de unos sobre los otros.

Las Kellys Madrid www.laskellys.wordpress.com/madrid/

Comparte y difunde

3 comentarios en “Entrevista a Las Kellys Madrid

Los comentarios están cerrados.