Por encima de su cadáver. La economía política de los derechos animales.

Autor: Bob Torres. Ochodoscuatro ediciones. 286 páginas. Mayo de 2014.

pedscPuedes descargarlo en pdf aquí

Bob Torres era un joven que, por cosas del destino, acabó estudiando Ciencias Agrícolas y Filosofía en la universidad de Illinois. En Ciencias Agrícolas les enseñaban cómo explotar de la manera más eficiente posible a los animales comúnmente llamados “de granja”. Cuánta comida necesitan, en cuánto espacio caben, cómo exprimir al máximo sus ciclos reproductivos y la lactancia, qué medicamentos administrarles de manera sistemática, etc. Torres tenía una imagen más bucólica de la ganadería, más asociada a cosas como la tradición, el contacto con la tierra y sus ritmos, la relación entre los/as ganaderos/as y “sus” animales… Pero enseguida entendió que eso es poco más que un mito en la mente de los/as consumidores/as. Los/as profesores/as se encargaban de dejarles claro que emplear este tipo de estrategias de máximo abaratamiento de costes no era una opción, era la única posibilidad que tendrían de sobrevivir como empresarios/as ganaderos/as.

Por otro lado, en Filosofía se hacía con herramientas para desarrollar su capacidad analítica. La filosofía política captó especialmente su atención: allí se hablaba de la opresión, de la explotación, de las relaciones de dominación en el seno de los grupos humanos, etc. Torres se declara anarquista, no sabemos si desde antes o después de su paso por la facultad, pero lo que sí sabemos es que disfrutaba y exprimía todo lo que podía sus clases.

Poco a poco se iba produciendo ante sus ojos un choque, una colisión entre dos mundos que hasta entonces le habían explicado por separado. Empezó a ver en la ganadería los mismos esquemas que había visto en filosofía política: veía la explotación y cómo unos/as se beneficiaban del sufrimiento (y de la muerte) de otros/as. Veía la opresión y cómo los/as humanos/as lo decidían absolutamente todo sobre la vida de “sus” animales, incluso el incuestionable hecho de que los demás animales fuesen propiedad de los/as humanos/as dejó de parecerle tan incuestionable. Veía cómo la dominación era una constante en la manera que tenemos los/as humanos/as de relacionarnos con los/as demás animales. Y le pareció injusto.

Este libro (escrito en 2007) habla de eso, de cómo las dinámicas de poder impregnan las diferentes formas en que se explota a los demás animales, más aún viviendo como lo hacemos, con una forma de producción que moldea y deforma el mundo a su antojo o, mejor dicho, según sus necesidades. Torres echa mano de las ideas de Marx acerca del trabajo, la plusvalía, las mercancías y la explotación y aplica la ecuación a las prácticas ganaderas. Lo mismo hace con las teorías de David Nibert acerca de la opresión, las de Proudhon sobre la propiedad, las de Bookchin sobre la organización social, las de Francione sobre el estatus moral de los demás animales, y así una serie conceptos y autores que va encajando como piezas de un puzzle que, como resultado final, nos muestra la actual situación de la explotación animal y el lugar que ocupa en nuestra sociedad.

Torres se declara abiertamente anarquista y vegano, eso nos puede dar una idea de por dónde va su enfoque, pero lo que es importante reseñar también es que es profesor universitario y eso se ve reflejado en este libro, pero no en el sentido malo que implica lenguaje académico y cierta pedantería, sino en el sentido bueno de que es concienzudamente claro y didáctico a la hora de exponer las ideas (algo de agradecer en estos tiempos de soberbia y autobombo).

Un libro, en definitiva, que busca abrir o incidir en una línea de debate y de acción, y que puede aportar tanto a gente que nunca haya indagado en el tema, como a gente que ya tenga ciertas nociones o informaciones.

Comparte y difunde