Del conflicto a la tele, una cadena incierta

En este artículo pensábamos escribir sobre el comienzo de la huelga indefinida en Metro de Madrid, que suponía la continuación de un conflicto abierto desde septiembre de 2012 y que tuvo su momento más sonado cuando los medios trataron de convencernos de que el peor de los males se cernía sobre nosotros/as, faltar a la Cabalgata de Reyes del centro de Madrid.

Dicha huelga debía comenzar el 17 de enero, pero en la asamblea previa y ante la retirada del Sindicato de Conductores, se termina echando para atrás. De la misma manera terminan los paros convocados para el 23 de enero, acarreando esto la desconvocatoria total de las acciones. Según relata Solidaridad Obrera en los comunicados que han ido colgando en su web, es la cuarta vez que dicho sindicato “destapa la olla y nos desarma de nuevo dejándonos indefensos y sin nada entre las manos” cuando el conflicto está en su punto álgido.

Este conflicto está enmarcado dentro de las movilizaciones contra el desmantelamiento de los servicios públicos y la degradación de las condiciones laborales de los/as trabajadores/as de este sector, y contra los recortes en general. Algunas de las reivindicaciones de parte de los/as trabajadores/as de Metro pasan por la subida lineal del 1.5-2% sobre la masa salarial, la transformación de todos los contratos parciales a completos, el recorte en cargos directivos, la garantía de que no se van a externalizar más trabajos que actualmente son realizados por trabajadores de Metro, mantenimiento de la plantilla, etc.

MANIPULACIÓN-MEDIÁTICAVisto que el conflicto entra en standby hasta próximo aviso, creemos conveniente tratar otro aspecto importante que sale a relucir en este tipo de situaciones, el papel jugado por los medios de comunicación. Una vez más, ya han hecho su aparición al grito de “¡¡Privilegiados!!”, ¡Tenéis trabajo cuando mucha gente no lo tiene y queréis mantenerlo! porque seamos realista, ¿Qué clase de caradura, loco/a, egoísta, querría tener un trabajo, con un contrato decente, sin el miedo a perderlo y verse en el paro, con un salario que le permita vivir…?  ¿Qué se ha creído esta gente de Metro?
Lo peor es que algunos/as nos dejamos convencer por estos/as carroñeros/as que tienen la vergüenza de publicar artículos de este tipo cuando precisamente, gran parte de los daños causados por la crisis han recaído en el sector de las telecomunicaciones. Señores/as, mal de muchos/as, consuelo de tontos/as. Dejemos a un lado la envidia y reflexionemos sobre por qué los/as trabajadores/as de Metro de Madrid pueden llevar a cabo largos procesos de lucha para defenderse. No es por su cara bonita, sino porque los/as trabajadores/as se organizan y, en la medida de lo posible, pasan a la acción. Tal vez esto sea lo que les hace privilegiados/as, la capacidad para juntarse y plantar cara a lo que venga.

Como no tengo mucho más que decir y afortunadamente tenemos tiempo, ganas y la posibilidad de dar voz a los directamente afectados/as, dejamos extractos de una carta de Javier Montero Arango, Secretario de Organización de Solidaridad Obrera, con la que responde al Consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid y Presidente de la Empresa Metro de Madrid, Pablo Cavero, por sus declaraciones del 5 de Enero en el periódico El País bajo el titular “Huelga injusta y perjudicial”. La carta se puede consultar íntegra en www.solidaridadobrera.org, ya que si bien no hemos añadido nada, sí hemos recortado fragmentos debido a la limitación de espacio:

Confunde privilegio con conquistas sociales, todo eso que llaman privilegios son fruto de la lucha y la negociación durante muchísimos años de los trabajadores y las trabajadoras de Metro, no son concesiones gratuitas ni dádivas otorgadas por los gestores de turno, al contrario, han costado mucho esfuerzo, se ha sacrificado incremento salarial a cambio de mejoras sociales, de ahí vienen esos “privilegios”. Por supuesto, ellos no entienden nada de esto, ellos sí se asignan privilegios sin tener que luchar, negociar, etc. baste recordar sus “derechos de jubilación”, sus salarios, las compatibilidades entre varios cargos públicos sin renunciar a sus ingresos, coche oficial, etc. etc. etc. y ¿son estos señores los que se atreven a acusar a alguien de privilegiado?

Los trabajadores y las trabajadoras de Metro tenemos el abono gratuito desde hace dos años, cuando una sentencia reconocía que era injusto que cotizásemos como bien en especie el título que necesitábamos para poder acceder a nuestro puesto a trabajar, (…) Habla en su artículo del derecho a “transporte gratuito vitalicio”, cuando sabe perfectamente que este derecho ha sido cercenado en 2013, a pesar de ser una conquista laboral recogida en un acuerdo con la empresa desde hace más de 15 años.

¡Tenemos exactamente las mismas vacaciones que cualquier trabajador o trabajadora del estado español!, 30 días, los días de más a los que alude, no son ni más ni menos que los 15 festivos anuales a los que todos los trabajadores tienen derecho, que por las particularidades de Metro, los trabajadores y las trabajadoras pertenecientes a Unidad Operativa, (conductores, taquilleros, jefes de sector, técnicos de línea, etc.) los disfrutan en unificados en un sólo periodo. Claro que si quiere que dejemos de disfrutarlas así, tendremos que cerrar el Metro en los días festivos. No sé que es peor en este caso, que sea producto del desconocimiento del señor Presidente de Metro o que sea producto de la mala fe del Consejero de Transportes.

No somos los trabajadores de Metro los que utilizamos como rehenes a los usuarios, al contrario, queremos informarles de la situación real, del peligro que corre el transporte público de Madrid, de la reducción drástica del servicio que han decidido, el cierre de vestíbulos que muchos ya están sufriendo, de la amenaza de dejar sin servicio a todos los trabajadores cuya jornada termine después de las 0:00h, etc. Las políticas que están llevando a cabo estos mandatarios del transporte, no difiere mucho de la política que han llevado a cabo en sanidad o en educación, mucho nos tememos que en poco tiempo, el transporte público madrileño, (Metro y EMT) se vea amenazado con “sus externalizaciones” para mejorar su “gestión”, mientras se está produciendo un deterioro y una degradación del servicio muy mal intencionada. ¿Saben los usuarios de Metro que existe un número alto de trenes sin estrenar, desde hace muchos meses paralizados, que estamos pagando mes a mes como renting? ¿Saben los usuarios de Madrid cuánto paga y a quién del alquiler de alguno de sus edificios, por ejemplo Cristalia?”.

Comparte y difunde
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad