Cómic

Primeras Veces

Guión: Sibyline.
Ilustraciones: Alfred, Capucine, Jérôme d’Aviau, Virginie Augusstin, Vince, Rica, Oliver Vatine, Cyril Pedrosa, Dominique Bertail, Dave McKean.
Ediciones La Cúpula. 2008. 113 pag.

¿Recuerdas cómo fue tu primera vez?
Primeras veces son diez historias gráficas, eróticas, escritas por una mujer e ilustradas por diez dibujantes diferentes, sobre primeras veces sexuales de diferentes mujeres.
La primera historia nos introduce en aquello que socialmente se entiende e imagina como primera vez: una relación heterosexual con penetración, en la que ella es “virgen”. Según avanzamos en los siguientes relatos, ese concepto cerrado de primera vez, se abre y vamos descubriendo otras primeras experiencias: entrar en un sex-shop y masturbarse con un dildo, ir a un club liberal, tener sexo con otra mujer, llevar a la práctica una fantasía, lo que pasa por la mente de una muñeca realista desde que es sacada de la caja, el primer trío con un hombre y otra mujer, tener sexo viendo porno, penetrar a un hombre con un arnés y jugar a la sumisión.
Encontramos historias divertidas, tiernas, muy excitantes, en general positivas, hay alguna muy dura que te llega hasta muy profundo, románticas…todas ellas narradas desde el punto de vista de una mujer, que es siempre la protagonista de los relatos. Mujeres que disfrutan de su sexualidad, que con sus dudas y sus miedos buscan y encuentran el placer, y deciden cómo, cuándo y con quién tener sexo.
En las ilustraciones, el sexo se muestra explícitamente, vulvas, penes, fluidos, sexo oral, penetraciones, cuerpos expuestos… También hay caricias, besos, miradas… ¿Son por ello historias pornográficas? Podríamos hablar entonces de la diferencia entre pornografía y erotismo, un debate extenso y complicado, pero, en este caso y por centrar, la diferencia, para mi, radica en que la pornografía, y ahí la diferencia con lo erótico, busca una excitación rápida y directa sin pasar por el deseo. Y en este caso, aunque los dibujos sean explícitamente sexuales, en las historias, las palabras (y también las imágenes), nos hablan de mucho más: de relaciones, miedos, anhelos, lo que ocurre y lo que piensa la protagonista antes, durante y después del sexo, fantasías, deseos…
La primera vez que leí este libro fue cuando tenía 20 años, recuerdo que me encantó y me excitó. De vez en cuando volvía a leerlo, entero o buscando alguna historia en particular, en busca de entretenimiento, excitación, imágenes mentales, o todo a la vez y ahora, años después, encontré otras lecturas o impresiones de las que no fui consciente en aquellos primeros acercamientos:
Todos los cuerpos que aparecen entran dentro de los cánones normativos de lo sexualmente deseable. Se echan en falta, en un libro que además tiene una visión tan amplia y positiva del sexo y la sexualidad, mayor diversidad de cuerpos, de otras etnias y con otras formas, tallas y/o capacidades de los habitualmente representados, y por tanto imaginados.
Tampoco aparecen, en niguna de las historias, condones, cuadrados de latex, guantes… ni en los encuentros sexuales con personas conocidas y con las que las protagonistas tienen una relación ni en aquellos que se dan con desconocidos.
Sigue siendo una recopilación heterocentrada, ya que aunque en dos ocasiones aparece sexo lésbico, es esto lo que se significa en esos relatos, lo que define esa primera vez (primera vez que la protagonista tiene sexo con una mujer, y primera vez que participa en un trío con otra mujer y un hombre), y sin embargo, no encontramos sexo entre mujeres en otras narraciones en las que lo que define esa primera vez sea por ejemplo, la practica de la sumisión, el sexo viendo porno, o la realización de una fantasía.
Pero también he sido consciente de otras cosas: cómo da la vuelta a muchos estereotipos sobre el deseo, la excitación, la forma en la que tienen o quieren tener sexo las mujeres, el romanticismo…
Cada una de estas historias es una invitación a pensar, disfrutar, debatir, imaginar, abrir nuestra mente y nuestras sensaciones, nuestra erótica en general. Considero que es un libro muy recomendable para adolescentes, que en su exploración de la erótica e imaginario sexual, encontrarán aquí excitación y sexo explícito, pero también emociones, deseos y relaciones, poniendo en el centro el placer, los sentimientos y las decisiones de las mujeres, desde un punto de vista amplio y positivo y ayudando a desmitificar y ampliar esa idea de primera vez a la que me refería al inicio, remarcando también una posterior lectura crítica teniendo en cuenta las faltas referidas anteriormente.
Ahora vuelve a pensar en tu primera vez. ¿Sigues pensando sólo en una? ¿Y si tuvieras que recopilar diez, cuáles serían?

Mar Boyero Rabasco. Máster Sexología y Género 2016-2017.

Comparte y difunte