Yo puedo

Boletín mensual gratuito que recoge de manera cronológica algunas de las acciones realizadas por la liberación animal y de la tierra a nivel internacional. En realidad se trata de una selección y traducción de algunas de las noticias publicadas en www.directaction.info. Lo que se busca con esta publicación es dar a conocer uno de los muchos aspectos de la liberación animal (la acción directa ilegal, en este caso), ya que cuanta más gente lo conozca más fruto darán las acciones, tanto a nivel de difusión de sus motivaciones, como a nivel de presión; por otro lado, también se busca extender un mensaje de que cualquiera (con la seriedad y la precaución que exigen determinado tipo de prácticas, por las consecuencias que pueden tener) puede aportar su grano de arena en esta lucha, que se compone de algunas acciones que pueden parecer muy espectaculares (por ejemplo, una liberación de visones o un asalto a un laboratorio de experimentación animal) aunque no por ello inaccesibles a quien quiera llevarlas a cabo, pero sobre todo de muchos gestos cotidianos (pintadas, repartir información, pequeños sabotajes, etc.). Para terminar esta reseña, os remitimos al párrafo que encabeza todos los números del boletín:

Cada hora de cada día, millones de animales no humanos están siendo explotadxs, privadxs de su libertad y, en muchos casos, de su vida. Granjas, zoos, laboratorios, mataderos, circos, criaderos, tien­das, perreras, etc., no son lugares a los que los animales vayan por voluntad propia. Frente a esto hay gente que se rebela y que decide ac­tuar sin intermediarixs. Algunxs se dedican a investigar y difundir las condiciones de la explotación a la que se somete a los animales no humanos, otrxs extienden las ideas de la liberación animal y el anties­pecismo, otrxs boicotean y sabotean los centros de explotación y a quie­nes se enriquecen con ellos, y otrxs sacan a los animales de las jaulas. Todas estas formas de lucha se ne­cesitan mutuamente y son igual de importantes. En estos papeles nos centraremos en las últimas que hemos comentado, sabotajes y libe­raciones, no porque les demos más valor, sino porque son más eficaces cuanto más se conozcan y porque no hay mucha información sobre ellas. Por último remarcar que para llevar a cabo este tipo de acciones no hace falta ser ningun/a especia­lista ni ningún/a profesional. Son cosas que tú y yo podemos hacer, si ponemos el interés y el esfuerzo necesarios”.


Comparte y difunde