La lucha de Antúnez Becerra y de las defensoras de los derechos humanos

becerraToda una vida en la cárcel. José Antúnez Becerra lleva cuarenta años entrando y saliendo de prisión por delitos contra el patrimonio. Su mirada ha sido testigo de los cambios que han sufrido las prisión post-franquistas, y ha estado presente en numerosas luchas y campañas por los derechos de los/as presos/as, iniciadas por la COPEL (Coordinadora de Presos En Lucha) o por los/as presos/as de la campaña “Cárcel = Tortura” (www.carceligualtortura.org). En la actualidad le quedan por cumplir doce años más debido a que fue condenado por el motín de la prisión de Quatre Camins. Cabe recordar que la venganza de los/as funcionarios/as del centro adoptó “la forma de malos tratos y torturas, demostradas en un juicio hace dos años, en el que varios/as funcionarios/as de prisiones fueron condenados”, según escribió el abogado Andrés García Berrio en el periódico digital www.eldiario.es el 26 de marzo de 2015.

Tenemos ante nosotras/os una persona privada de libertad cumpliendo una cadena perpetua encubierta debido a que el límite de cumplimiento de penas privativas de libertad de veinte años solo se impone enbecerra 2 unos casos restringidos. Sus abogadas han solicitado que se le aplique dicho límite pero aún no han obtenido respuesta. Tiene 58 años, y le quedan por cumplir doce años más. Las ganas de vivir más allá de los muros junto a su familia actual y la desidia penitenciaria es lo que le llevó a tomar la decisión de emprender una huelga de hambre el pasado 23 de enero para reivindicar algo tan básico como es que le den un permiso penitenciario y que la Administración Penitenciaria le posibilite realizar el pertinente programa individualizado de tratamiento. Y no lo hizo solo: el 12 de diciembre de 2014 Javier Guerrero Carvajal también había iniciado una huelga de hambre, el 20 de diciembre se unió Mouloud Legaid y el 2 de enero de 2015 Xavier Corporales Berruecos había hecho lo propio, todos protestando contra los malos tratos en prisión y sus denegaciones de permisos.

Al mes y medio de la huelga, el Colectivo de Apoyo a José Antúnez escribió un comunicado en www.solidaridadantunezbecerra.wordpress.com en el que manifestaban que “su objetivo es tan lógico y humano que resulta incomprensible que no lo pueda realizar y evidencia el absurdo de la lógica del encierro y de la prisión. Lo ha repetido en varias ocasiones: su sueño es hacer una comida con sus seres queridos y abrazar a todo el mundo que le apoya y le ha apoyado sin un cristal de por medio”.

Entre la gente que le apoya, cabe mencionar a las personas que, con el fin de visibilizar y difundir su caso (y el del resto de presos/as en huelga), todos los miércoles a las 21 h. acudían a las concentraciones que se celebraban en la madrileña plaza de Tirso de Molina.

El 27 de marzo, Antúnez dejó la huelga, tras más de dos meses de lucha. Había perdido 25 kilos, tenía problemas en la vista, y problemas gastrointestinales que hacían que su cuerpo rechazara el agua. En principio, ha logrado un pacto con una Jueza de Vigilancia Pebecerra 3nitenciaria, que ha prometido revisar su situación. Veremos qué ocurre.

En el momento en que escribimos estas líneas, el preso Javi Guerrero anunció que abandonaba la suya tras 133 días. Por otro lado, según informa la página de Salhaketa (www.salhaketa.org), la presa anarquista Noelia Cotelo se puso en huelga de hambre el 22 de marzo y la mantuvo durante 37 días porque sus carceleros/as no querían devolverle sus objetos personales y de aseo.

El 23 de marzo, cuatro días antes de que Antúnez Becerra pusiera fin a su huelga, la Coordinadora de Prevención de la Tortura (www.prevenciontortura.org) hizo público un comunicado en el que denunciaba que Iñaki Rivera Beiras, profesor de Derecho Penal y Director del Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos de la Universitat de Barcelona y Jorge del Cura, portavoz de la Coordinadora y miembro del Centro de Documentación contra la Tortura, habían sido vetados en todas las prisiones catalanas por la Dirección General de Servicios Penitenciarios de la Generalitat. Según el comunicado, tuvieron noticia de esta prohibición para realizar comunicaciones ordinarias con presos cuando habían mostradopreocupación por el estado de salud y la situación de José Antúnez Becerra, preso que lleva en huelga de hambre desde el pasado 23 de enero de 2015 para denunciar la existencia de cadenas perpetuas encubiertas”.

Sin embargo, éste no fue el único golpe contra los/as defensores/as de los derechos de las personas presas de la semana. Dos días después, el 25 de marzo, fueron detenidas en Euskadi Nagore López de Luzuriaga, psicóloga; Oihana Barrios Salinas, psicóloga; Fernando Arburúa, psicólogo; e Izaskun Abaigar, trabajadora psicosocial, en el marco de la Operación Pastor (https://legal15m.wordpress.com/2015/03/26/comunicado-respecto-a-la-detencion-de-nagore-lopez-oihana-barrios-fernando-arburua-e-izaskun-abaigar-en-el-marco-de-la-denominada-operacion-pastor/). Se les imputaba a las/os cuatro un delito de colaboración con organización terrorista (ETA), debido a su labor de denuncia de la tortura a presos/as, entre ellos/as algunos/as de ETA. Según un comunicado redactado por la Coordinadora para la Prevención de la Tortura, publicado en la página la Asociación Libre de Abogados (www.ala.org.es) el 27 de marzo, “se trata de profesionales de reconocida trayectoria en el campo del trabajo en salud y derechos humanos, que han venido desarrollando una labor tenaz, profunda y comprometida ampliamente reconocida a nivel tanto personal como profesional. Miembros destacados de sociedades médicas, docentes universitarios de pre y postgrado, expertos y expertas forenses y consultores nacionales e internacionales en el trabajo con supervivientes de tortura, pero ante todo, profesionales que han demostrado a lo largo de años su profunda calidad humana y una sensibilidad y una dedicación completa hacia sus pacientes. La razón por la que han sido detenidas es extremadamente preocupante. Han sido detenidas por el hecho de atender y acompañar a personas de todos los sectores sociales y políticos incluyendo a personas vinculadas al movimiento abertzale. Personas que estuvieron detenidas o presas o lo están aún con problemas médicos o psicológicos y familiares de personas que han estado o están presas. […] Si ellos y ellas son sospechosas por su trabajo, cualquiera puede serlo. Todas nosotras lo somos”.

Se puede consultar más información sobre el estado de José Antúnez en www.solidaridadantunezbecerra.wordpress.com y www.tokata.info/category/jose-antunez. Para más información sobre la lucha anticarcelaria, recomendamos las páginas www.carceligualtortura.org, www.tokata.info y www.portaloaca.com/articulos/anticarcelario.html. Para informarse sobre los malos tratos en prisión, véanse las webs www.prevenciontortura.org y algunos programas de la radio Cabezas de Tormenta en www.cabezasdetormenta.org. Por último, recordamos que los últimos jueves de cada mes se organizan cafetas anticarcelarias en el CS(r)OA La Quimera de Lavapiés (en la Plaza de Nelson Mandela).

Comparte y difunde