Algunas buenas nuevas

El último mes y medio se ha caracterizado por varias victorias de compañeros/as en los Juzgados. Nos referimos a la absolución de los huelguistas de Barcelona, a la suspensión de condena de Kiala, al sonado archivo de la causa contra los titiriteros (más sobre su caso en “De titiriteros y títeres”), a la puesta en libertad del militante anarquista Gabriel Pombo da Silva tras pasar más de treinta años en prisión (como explica en esta carta) y a la absolución de tres personas acusadas de causar desórdenes públicos en una manifestación en apoyo a las detenidas de la Operación Pandora, entre otros.

banner_angel

Pero también ha habido palos: Ángel, detenido en una manifestación en apoyo a los mineros, se vio presionado para llegar a una conformidad con Fiscalía para no acabar entre rejas (lee más sobre los pactos con Fiscalía en “Pactando con el Diablo”), y en Lleida tres chavales de la campaña Cárcel=Tortura han sido condenados a diversas penas de prisión (uno de ellos a 2 años y 4 meses de prisión, por lo que posiblemente ingresará en la cárcel si no se resuelve favorablemente su recurso) por amenazar a un funcionario de prisiones (más información en su web). Y a esto debemos sumar el hecho de que Nahuel sigue en prisión preventiva, que una compañera de Barcelona fue extraditada a Alemania (tal y como explicamos en el último número), que Mónica y Francisco se encuentran cumpliendo 12 años de prisión, que Andrés Bódalo continua preso, su familia ha hecho una huelga de hambre y el Ministro de Justicia ya anuncia que ve “difícil” la concesión de un indultoporque no concurren los elementos objetivos” y, por último, que hace unos días Alfon cumplió un año de prisión (en “Alfon ingresa en Prisión” _mg_7699_as_smart_object-1_1explicamos hace un año cómo se produjo su ingreso). Estas son solo algunas historias mal contadas que se nos vienen a la cabeza. Para leer más sobre la realidad carcelaria, recomendamos la web del Boletín Tokata.

Pero quizás la noticia que más sorpresa ha generado (en este caso para bien) ha sido la relativa al archivo de la causa de la denominada Operación Pandora II (más sobre esta operación en “Nosotras también somos anarquistas”). El Auto de archivo confirma lo que ya sabíamos: los/as investigados/as son anarquistas, pero al margen de ese hecho no existe ningún indicio de que hayan cometido un solo delito. Esta causa, por la que un compañero estuvo en prisión preventiva durante dos semanas, se ha cerrado, y es un gran primer paso para luego terminar de cerrar los procedimientos de las Operaciones Pandora I y Piñata.

Comparte y difunte