Una cata de poder

Portada Una cata de poder

Elaine Brown. Editorial del Oriente y del Mediterráneo, 2015, 704 páginas

“Dispongo de todas las armas y de todo el dinero. Puedo afrontar desafíos tanto externos como internos. ¿No es así camaradas? (…) No os he reunido aquí para amenazaros -continué-. He convocado este encuentro para que conozcáis la realidad de nuestra situación. El hecho es que el camarada Huy está en el exilio y que ocuparé su lugar hasta que sea posible su regreso. (…) Os cuento esto porque es posible que algunos de vosotros os mostréis reacios a que una mujer dirija el Partido Panteras Negras. -Hice una pausa y respiré hondo-«

Así de contundente empieza este magnífico libro que se mantiene entre el relato épico y el testimonial. 704 páginas que no te dejan descanso, cada palabra golpea sobre el pecho y retumba el pensamiento, solo cuando la rutina vital lo requiere, es preciso dejar el libro hasta el ansioso próximo encuentro. Elaine Brown es despiadada, escribe con una crudeza pasmosa. Nos habla de su vida; de crecer en los barrios marginados del norte de Filadelfia; de sus ansias de llegar a ser blanca algún día; de huir del barrio marginal para estudiar música en California; trabajar en The Pink Pussycat como camarera; de enamorarse de un “viejo blanco ricachón”, Jay Richard Kennedy, a quien conoció en la casa de Frank Sinatra. Describe con detalle como Kennedy fue la persona que le abrió las puertas al pensamiento comunista, con quien se politizó y radicalizó, y del que finalmente se separó. Nos habla de cómo se fue involucrando en el Movimiento de Liberación Negra, para finalmente formar parte del Partido Panteras Negras, asumiendo el papel de editora del periódico en la rama del sur de California, convirtiéndose en miembro del Comité Central del Partido como Ministra de Información. Nos habla de su música, de sus canciones y de cómo fue comisionada para grabar el álbum Hasta que seamos libres. Cuenta paso a paso su vida por el Partido hasta convertirse en la primera mujer, y única, en presidir el Partido de las Panteras Negras.

Pero su aventura no habla solo de ella, quien sepa poco o nada de la actividad revolucionaria de uno de los movimientos más potentes de EEUU se quedará pasmado, atónito, y no porque lo cuente una mujer, sino por cómo lo cuenta la propia Elaine Brown.

Comparte y difunde