Turismo y Desarrollo

Alter Nativas. www.nativas.org

Llega el mes de agosto y hordas de turistas, nacionales y extranjeros/as, asaltan nuestras ciudades, sus terrazas, abarrotan los hoteles e invaden las playas. El Gobierno aplaude esta práctica por el dinero que inyecta a la economía y los puestos de trabajo que genera, pero ignora deliberadamente las consecuencias negativas que pueda tener nuestro actual modelo turístico. Pero, ¿acaso existe otra forma de viajar más respetuosa y que no genere desigualdades, ni ponga en peligro el medio?

Alter Nativas es una asociación que busca promover el turismo responsable, esto es, el viajar y conocer lugares de forma sostenible, basándose en la cooperación y en el respeto a las culturas y a la conservación medioambiental.

En su web (www.nativas.org) podemos acceder, en primer lugar, a distintas explicaciones teóricas sobre el turismo responsable y los anti-rumores (práctica iniciada en Barcelona destinada a acabar con los estereotipos y prejuicios en torno a personas de diferentes nacionalidades para favorecer actitudes y percepciones más positivas e integradoras sobre la diversidad cultural en tu entorno). Desde un punto de vista más práctico, también ofrecen informes o artículos sobre el turismo responsable en Navarra, Italia, Brasil, Valencia, etc., así como recomendaciones de viajes sostenibles que se pueden llevar a cabo. Y, por último, también podemos descargarnos su boletín digital, Turismo y Desarrollo, en www.nativas.org/t-res/boletin.html

turismo y desarrolloQueremos recomendar específicamente la edición más reciente, la número 14, destinada específicamente al estudio de la relación entre turismo y gentrificación. El boletín arranca con un artículo titulado “Gentrificación y turismo en la ciudad contemporánea”, por Agustín Cócola Gant, el cual, en referencia al concepto de gentrificación, lo define así: “el término se suele utilizar para evidenciar la destrucción de barrios populares y denunciar políticas públicas que no intentan erradicar la pobreza de la sociedad, sino cambiar la pobreza de lugar y alejarla de los centros urbanos. El desplazamiento de la población original de una zona es, de hecho, la característica definitoria de la gentrificación, de manera que no puede haber gentrificación sin desplazamiento. La gentrificación, por tanto, es un proceso que acentúa la desigualdad social, por lo que las políticas públicas deberían prevenir sus consecuencias”.

Tras el artículo, la publicación recoge tres experiencias de gentrificación (Venencia, Barcelona y Pamplona) y termina por recomendar distintos libros y documentales sobre el tema.

Comparte y difunde