Acción Travesti Callejera Revolucionaria

accion2S.T.A.R. Street Transvestite Action Revolutionaries, que se puede traducir como “Acción de Travestis Callejeras Revolucionarias”, fue un grupo político que se constituyó a inicios de los años setenta en Nueva York para articular una respuesta a la exclusión y el aislamiento que sufría la comunidad trans tanto desde las instituciones como desde el propio movimiento gay y lesbiano naciente. Las activistas trans Sylvia R. Rivera y Marsha P. Johnson, contando con su experiencia en el movimiento de liberación nacional puertorriqueña y en el poder negro respectivamente, así como en las movilizaciones contra la Guerra de Vietnam, consiguieron levantar una casa de acogida para alejar a las personas trans de corta edad de la prostitución y las drogas que les esperaba en la calle, y que ellas mismas habían vivido.

Este libro recoge diversos testimonios de Sylvia Rivera y una entrevista a Marsha, ambas fallecidas a día de hoy, sobre su vida, sus pensamientos políticos, el ambiente político, social y represivo de EEUU en los años sesenta y setenta, su papel en el movimiento gay, lesbiano y trans de aquellos años. Sus testimonios nos pueden servir a día de hoy, época en la que por una parte vivimos un rebrote del odio contra identidades de género y orientaciones sexuales no heteronormativas, y por otra un intento de normalizarlas y adecuarlas a los cánones del comercio y el patriarcado desde diversos ámbitos de una izquierda que se renueva, como una experiencia de acción directa política en la calle y apoyo mutuo entre las personas marginadas por la sociedad.

Recientemente hemos vivido en Madrid un desfile más del Orgullo Gay en el que el lema oficial principal era la demanda de leyes por la igualdad y contra la “LGTBfobia” (odio a Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales), acorde a la nueva ley contra la homofobia aprobada el pasado octubre en Cataluña. En una época en la que estas medidas ya apuntaban a reforzar el privilegio de unos pocos hombres gays (y algunas lesbianas) blancos occidentales y de clase media, Sylvia y Marsha demostraron que era posible erigir alternativas al margen del sistema como forma de lucha y supervivencia, sin tener apenas recursos, fuentes económicas estables y sufriendo el acoso policial y la exclusión del entorno político. Y que la forma de habilitarlas pasaba por la autogestión, la lucha en la calle y el compañerismo. Si este libro consigue plasmar algo de este espíritu entre las personas ajenas a la heteronormatividad, conciencia a quien lo lea de la posibilidad de hacer las cosas por sí mismas y sin intermediarias y provoca un cuestionamiento de los privilegios que cada cual tenemos, habrá cumplido su objetivo.

Comparte y difunde