Contrahistoria, nº 4

Esta entrega viene en forma de capítulos y en esta primera parte nos aproximará a los dos principales nacionalismos militares emergidos en la Europa de entreguerras, el fascismo italiano y el nacionalsocialismo alemán y la importancia que dieron al simbolismo y la arquitectura como forma de dominio social e ideológico. En los siguientes números nos acercaremos a otras expresiones urbanísticas y arquitectónicas como el nacional catolicismo en España, la simbología capitalista y su influencia en la conciencia común o las edificaciones soviéticas.

Además, en lo que a actualidad se refiere, trataremos el tema de los centros de menores, cárceles para niños encubiertas. Más concretamente el caso del joven Ramón Barrios, asesinado en el Centro Teresa de Calcuta de Madrid, y alrededor del cual se está gestando una importante campaña de solidaridad exigiendo justicia (más información en: www.ramonbarrios.tk y www.centrosdemenores.com).

Finalmente, otros dos escritos completarán esta nueva edición de Contrahistoria. Un repaso al pervertido y corrupto origen del capitalismo y la economía de mercado que se hace necesario hoy día más que nunca y un recuerdo para el caso Scala, punto de inflexión del anarcosindicalismo español que supuso su desplome gracias a las estratagemas y estrategias urdidas en las cloacas de la España de la Transición. Viciada etapa forjada por el capitalismo internacional y vendida a la historia como ejemplo de consenso. Todo ello con la pretensión de demostrar que la historia está viva y es en todo caso compleja. Que los actos más trivializados por la historia oficialista han tenido importantes repercusiones en el devenir del ser humano, en la mentalidad colectiva y que su ejemplo puede ser útil para la práctica. Urbanismo, represión, economía, sublevación y autoorganización popular con cuatro siglos de antigüedad demuestran que el ser humano puede y debe vivir sin el yugo de quienes rediseñan, y no de forma inocente, nuestra conducta, nuestra mentalidad y nuestra forma de vida. Mentiras, muertes y manipulación es lo que denunciamos en cada uno de nuestros artículos, pero también sublevación, incoformismo y rebeldía. Permitiéndonos, en muchos casos, recordar que todo, incluso lo más estable, puede tambalearse ante un grupo de personas que se han decidido no obedecer ninguna regla.

Y que cuanto mayor es el ímpetu menos fuerza tiene la ley.

Para más información: www.revistacotrahistoria.blogspot.com

Comparte y difunde