Más conflictos laborales en Madrid

Para poner la guinda al espacio que hemos dedicado este mes a informar y analizar las luchas laborales queremos comentar tres conflictos más que acontecen en nuestra ciudad. Si bien no podemos dar más información que la que cualquiera puede encontrar en internet si sentimos la necesidad de difundir lo que está pasando y brindar nuestro apoyo a los/as trabajadores/as en lucha.

Recordamos a nuestros/as lectores/as que para cuando éste ejemplar llegue a sus manos, estas situaciones pueden haber variado bastante, pero ahí vamos. Los/as trabajadores/as de la Empresa Municipal de Transportes se han aliado con los/as de Metro de Madrid para alternar paros parciales buscando una mayor incidencia. A día de hoy, 21 de diciembre, les pesa más que nunca la falta de la paga de navidad, si bien no es lo único por lo que pelean, pues entre sus prioridades está mantenerse como un servicio público. El próximo 27 saldrán juntos/as a la calle y los paros continuarán durante el mes de enero.

Por otro lado, desde que se anunció el ERE que contempla el despido de 952 trabajadores/as en Telemadrid y Ondamadrid, éstos/as y sus compañeros/as han comenzado una senda de lucha basada mayoritariamente en dejar la cadena “en negro”, sin emisión, aunque también participando en movilizaciones, organizando por el centro su propia marcha en bici y denunciando la manipulación de esta cadena (un poco más descarada que la de otras). En un principio trabajaron con paros parciales y desde el 20 de diciembre pararon de forma definitiva, es decir, se encuentran en huelga indefinida.

En medio de la crisis que acontece, las movilizaciones son cada vez más frecuentes y los medios de comunicación las han normalizado, son habituales hasta el punto de parecer poco interesantes. Pero no por ello las encontramos menos importantes. Invitamos a reflexionar sobre lo que implica realmente una huelga indefinida: ponernos en la situación de que pasar días o semanas, sin sueldo, combatiendo a los/as esquiroles/as, pero trabajando igual en la difusión de la situación para que las personas externas al conflicto la entiendan y apoyen, saliendo a la calle para dar visibilidad al problema, etc. Es increíble que esto compense, pero nosotros/as creemos que es el camino. Entonces, sabiendo lo que implica una lucha así pero asumiendo que merece la pena, ¿qué podemos hacer para respaldarles?

Una vez más nos enfrentamos a una contradicción. Respaldamos la lucha de los/as trabajadores/as pero no olvidamos que los medios de comunicación son la voz y la mentira de los poderosos que nos joden. Sin embargo y hasta que encontremos y construyamos una solución, siguen siendo trabajadores/as que necesitan de su sueldo para vivir.

Comparte y difunde