Historia de la Sexualidad

Michel Foucault, 1976

 

Se trata de una obra inacabada del sociólogo francés Michel Foucault dividida en tres volúmenes. El primero y más interesante, La voluntad de saber (1976), explica que el puritanismo imperante en la sociedad occidental actual (distinto del puritanismo del Medievo y de la Edad Moderna, cuyo pilar estructural era diferente) tiene su fundamento en el impulso normalizador y de creación de tabúes de la era victoriana (siglo XIX), que destruyó el modo de vida mucho más natural de los siglos anteriores (“la era en la que los cuerpos se mostraban desnudos”, dice el autor, refiriéndose al siglo XVII). Sin embargo, esta represión sexual no vino orquestada de arriba, de quienes ejercen el poder, como creen las hipótesis represivas clásicas, sino que es un producto social. El poder en nuestra sociedad actual no se encuentra en manos de un monarca o una pequeña oligarquía, se encuentra difuso, fragmentado, deslocalizado; es ubicuo, e impregna todas las relaciones sociales. Todos/as somos partícipes de la represión y ejercemos la dominación en nuestras relaciones cotidianas. El derecho de espada – la muerte – típica de sociedades disciplinarias, ha cedido el paso a la «interiorización de la norma», mecanismos más acordes con las sociedades de control en las que vivimos.

El libro trata, además, del funcionamiento de la sexualidad en relación con la emergencia del bio-poder, el «control total sobre los cuerpos vivos«, es decir, todas las políticas económicas, geográficas y demográficas que establece el poder para el control social. Dejando atrás el origen de la represión sexual moderna, Foucault se centra en el discurso sexual y la libertad sexual lograda o deseada en las últimas décadas (en lo que se conoce académicamente como la “revolución sexual”) y lo identifica como un dispositivo falso, que pretende distraer de lo que debe ser verdaderamente objeto de lucha en nuestra sociedad: el control sobre nuestros propios cuerpos, sobre nuestros deseos y pasiones.

Los otros dos volúmenes de esta obra, El uso de los placeres y La inquietud de sí (1984), por otro lado, tratan sobre el uso del cuerpo y su moral ascética en la Antigüedad griega y romana.

Comparte y difunde