Las Raras es un podcast documental con un diseño de sonido y relato bastante original. Nos cuentan relatos de personas que rompen con las normas y luchan por un cambio social, que llaman Historias de Libertad. Amplifican voces que no se encuentran en los medios de comunicación tradicionales. Creen firmemente que lo personal es político, y se encuentran en sintonía con los movimientos sociales. Usan siempre paisajes sonoros y música original para hablarnos de feminismos, medioambiente, migración, familias, derechos humanos y más. Puedes encontrar todos sus episodios gratis en la plataforma Spotify, así como en su web.

En el episodio titulado ‘Cruces en el desierto’, las compañeras de este podcast nos acercan un relato en primera persona que construye una narrativa social en las fronteras del mundo. El colombiano Álvaro Enciso pone cruces en el Desierto de Sonora, en Arizona (EE.UU.) en los lugares donde se han encontrado cadáveres de migrantes. En este episodio lo acompañan en una de esas travesías. Y nos acercan las voces de migrantes que se pierden en el desierto buscando una mejor vida.

Esta es la segunda historia de una miniserie sobre la crisis humanitaria que se vive en la frontera entre México y Estados Unidos. Y una advertencia antes de escuchar el podcast es que esta historia tiene testimonios intensos sobre la criminalidad inserta en las migraciones en este mundo capitalista. Además, esta historia ganó la categoría Mejor Documental en un idioma que no es Inglés en el Third Coast International Audio Festival 2020.

Cuando este colombiano llegó a vivir a Tucson hace seis años vio un mapa del sur de Arizona donde había miles y miles de puntitos rojos, y cada puntito rojo representaba un cadáver que han encontrado en el desierto desde el año 2000. Cada martes, Álvaro sale para encontrar en el inmenso Desierto de Sonora esos lugares en los que han muerto migrantes. Y pone en cada uno de ellos una cruz de madera junto con objetos personales que encuentra en memoria de los nadie. A este proyecto lo llama “Dónde mueren los sueños”. En esos viajes, además, Álvaro deja bidones de agua en el desierto para los migrantes que puedan necesitarlo. La deshidratación es uno de los riesgos que encuentran estas personas que cruzan el desierto, e incluso el podcast reproduce algunas llamadas reales a servicios de emergencias estadounidenses de migrantes exhaustos que aprovechando sus últimos porcentajes de batería en los teléfonos envían desorientados mensajes de auxilio tras tres o cuatro días sin beber una gota de agua.

Los gobiernos estadounidenses han reforzado el hostigamiento a migrantes y solidarias en las fronteras del desierto; en ocasiones patrullas de agentes patean y vacían estos bidones de agua que encuentran y, además por darles comida, ropa o alojamiento a los migrantes, en ocasiones suelen imputarse delitos de dar refugio y conspirar para transportar migrantes indocumentados. Álvaro cree que estos migrantes tienen una gran historia que merece ser conocida y quiere darles todo el respeto y la dignidad que esas personas se merecen.

Comparte y difunde
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad