La niña y el carabiniere

Escuela secundaria de un pueblo del bajo Valle de Susa. Una mañana como muchas otras: suena la sirena, todos se dirigen al aula y, mientras se charla, llega el profesor: “Hoy no hay clase, vamos al gimnasio a escuchar el cuerpo de los Carabinieri”. Los alumnos se agolpan para tomar asiento.

El carabiniere que ejerce de orador explica con detalle el bien que hacen a la población; toma como ejemplo su actuación ante el bullying en las aulas y aclara que su misión es la de ayudar y defender a los débiles a través de la detención de los malos y abusones… pura pedagogía.

Para terminar su intervención, este Robin Hood con uniforme proyecta un vídeo de lo más didáctico en el que se narran los últimos rescates a niños atrapados y se muestran inquietantes imágenes de asesinos en serie capturados a través de un certero patrullaje que culmina en heroicas persecuciones.

La brillante exposición se termina. Pero hay un pero.

Se abre el turno de palabra y la primera pregunta llega por parte de una niña de 11 años del primer curso de Educación Secundaria, que, muy inocentemente, explica: “Vosotros decís que hacéis bien a la gente, pero en este valle yo se que pegáis y aporreáis a los NoTavs, y a mí no me parece que hagáis tantas cosas buenas”.

IMPOSSIBILE
No TAV. Imposible de parar.

El carabiniere es incapaz de continuar interpretando el papel de poli de guardería que había desempeñado durante su ponencia y se muestra como lo que es; en lugar de zanjar el asunto con un chiste absurdo, comienza una larga larga diatriba paternalista contra los NoTavs: “Son desobedientes, no escuchan, como un niño que no escucha a su mamá…” y en un crescendo wagneriano relata que se tapan, que tiran piedras y bombas, que atacan las máquinas y que llevan a cabo actos ilegales

La niña escucha atentamente. Cuando se acaba el carabiniere, vuelve a tomar el micrófono entre sus pequeñas manos, y responde: “A mí me parece que los primeros en ser ilegales sois vosotros. Disparáis gases lacrimógenos que están prohibidos en todo el mundo, vosotros, los primeros que deberían actuar según la ley”.

Sucede algo inesperado: todos los niños empiezan a aplaudir a la niña de primero. La respuesta del carabineri queda sepultada por vítores y elogios en forma de gritos, gestos de camaradería que inundan la sala

Ella, en medio del griterío, llora de la emoción. Sus compañeros reaccionan; en grupos se acercan para abrazarla, besarla, reconocerla como una pequeña heroína….

Durante las horas siguientes en el claustro no se habló de otra cosa; de la niña de primero que calló al carabinieri

Nota:
Con NoTavs esta narración se refiere a los opositores italianos al Tren de Alta Velocidad (TAV), la conexión ferroviaria más grande del continente europeo, que pretende unir Lisboa con Kiev, pasando bajo los Alpes y atravesando el Valle de Susa para unir Turín con Lyon. A su paso por este valle alpino, la línea de alta velocidad se introduciría dos veces en la montaña a través de dos túneles de 21 y 12 km. En los confines del valle la vía entraría de nuevo en la montaña con un megatúnel de 53 km que termina en Francia.

El proyecto genera un enorme rechazo de la población local del Valle de Susa, que además de posicionarse contra el despilfarro colosal que esta obra genera en tiempos de crisis y de los impactos paisajísticos que genera, teme por los impactos ambientales que la excavación de los túneles genere si libera el uranio y amianto presente en las montañas.

El proceso de oposición a esta infraestructura ha generado una verdadera comunidad de lucha que se estructura en torno a acampadas en el valle, manifestaciones masivas, mesas informativas en las localidades, debates en la calle o sabotajes a las obras.

A día de hoy cuatro NoTavs permanecen en prisión preventiva desde el 9 de diciembre de 2013.

Chiara, Claudio, Mattia y Niccolò se encuentran privados de libertad en tres cárceles de máxima seguridad, y, con poco más de veinte años de edad, se enfrentan a condenas que alcanzan la treintena.

El juicio comenzará el 22 de mayo, y los cuatro están acusados de participar en una acción en la que se inutilizó un motocompresor de aire utilizado en las obras del tren; un objeto inanimado, de metal y alambres, que puede llevarles a vivir décadas tras las rejas.

Más información en notav.info

Comparte y difunde