La fuerza de lo colectivo. Apuntes sobre autoorganización. Activistas desde la horizontalidad

Ochodoscuatro ediciones. Abril de 2019, 80 páginas.

El camino del asamblearismo y la autoorganización no es sencillo. Además de todas las dificultades que se os puedan ocurrir, hay una fundamental y sobre la que quizá no reflexionamos mucho: nos han educado toda la vida para vivir y relacionarnos de una manera totalmente distinta, con cadenas de mando y delegando constantemente. Así, cuando empezamos a participar en proyectos colectivos, prácticamente damos por hecho que vamos a saber hacerlo, que tenemos conocimientos y rudimentos suficientes como para no necesitar buscar información ni herramientas al respecto. Y nada más lejos de la realidad.

Muchos son los problemas con que nos podemos encontrar, desde choques entre personalidades fuertes que pueden desequilibrar al grupo, hasta diferentes ritmos personales dentro del colectivo, pasando por la gestión de la toma de decisiones y unos cuantos más. Este tipo de baches pueden influir en que haya personas que tiren la toalla y decidan cambiar su camino y volverse a lo que nos han enseñado desde la cuna: que las cosas se hacen de forma vertical, que hay personas preparadas para dirigirnos a las demás y que eso es lo natural y lo correcto.

Este librito intenta aportar ideas a quienes decidan apostar por la organización horizontal, haciendo un repaso por los diferentes aspectos que conviene abordar antes de que se puedan volver problemáticos. El texto está redactado casi en forma de apuntes, es una estilo narrativo coloquial con nulo valor literario y cuyo único valor residirá en el uso que se haga de él. El carácter pragmático del mismo hace que tanto lo que se dice como las formas en que se dice sean totalmente accesibles para cualquiera. No estamos ante un tratado acerca de las capacidades de autogobierno de un grupo humano, sino ante unos apuntes que pretenden despejar un poco el camino o al menos prestar algo de luz a quien pueda servirle. Cómo encontrarnos, cómo sentar unas bases comunes, ideas sobre cómo abordar algunas dinámicas que pueden hacer peligrar la horizontalidad e incluso la supervivencia del grupo, son algunos de los puntos que se tratan.

Resulta interesante también el salto constante entre la esfera individual y la colectiva, rompiendo un poco con esas visiones más estáticas que otorgan el 100% de la importancia a una de las dos e infravaloran a la otra. También se atiende bastante a las complejidades a la hora de entendernos dentro de un grupo, de encontrar y potenciar los puntos comunes y de tener siempre lo más presente posible para qué estamos ahí y qué queremos conseguir. En ese sentido también se le dedica cierto espacio al tema de los objetivos, cómo los definimos, cómo los desglosamos, en definitiva cómo los abordamos, ya que en gran medida, lo que vendrá después estará condicionado por esa parte del proceso.

Sintetizando, una interesante apuesta de un grupo de gente que, viendo una necesidad, han intentado aportar en su superación.

El pdf gratis en:
http://ochodoscuatroediciones.org/libro/la-fuerza-de-lo-colectivo/

Comparte y difunde