Entrevista a la Unión de Grupos Excursionistas Libertarios.

Desde nuestra recién estrenada sección de deportes, hemos decidido dar voz a un proyecto que conocimos allá por mayo en Badalona, cuando los/as compañeros/as del Grup Anarquista Sedició nos invitaron al Maig Llibertari. Algunos de ellos formaban parte de un grupo de excursionistas adheridos a una federación y aquello, para qué negarlo, nos gustó.

Como todo en esta vida, cualquier posibilidad de ocio se convierte en negocio para algunos/as, y la montaña no es una excepción, desde la UGEL intentan combatir la mercantilización de los espacios naturales con nuestras mejores armas, el apoyo mutuo y la solidaridad. Así que sin más dilación, aquí os dejamos la entrevista, que agradecemos enormemente que hayan tenido tiempo y ganas de responder.

-Lo primero que nos gustaría es que os presentarais brevemente. ¿Qué es la UGEL? ¿Cómo surge? ¿Con qué objetivos?

La UGEL (Unión dUGEL5e Grupos Excursionistas Libertarios) surge como muchos otros grupos, cuando unos compañer@s aficionados a la montaña, de diferentes localidades, se encuentran y comienzan a comentar las vivencias de sus excursiones. Enseguida van saliendo los temas de las complicaciones que hay hoy en día, desde el compañer@ que le gusta la alta montaña y apenas puede realizar por los costes que le suponen las noches de refugio, al compañer@ que le gustaría hacer pero no tiene material, etc. También comentamos con quién solemos ir a la montaña, ese grupo de compañer@s típico del pueblo o municipio y, llegados a este punto, es cuando se nos enciende una bombilla y pensamos, ¿porqué no crear una red entre estos grupos para, mediante la solidaridad y la autogestión, ayudarnos mutuamente y así disfrutar tod@s de la montaña?

Con esos propósitos son los que fundamos la UGEL, una red que conecte los grupos que están adheridos a ella prestando material y ayudando económicamente a los compañer@s, así como potenciando el intercambio de información y experiencia. De eso hace solo dos años y actualmente ya somos 5 grupos en las poblaciones de Sant Feliu de Llobregat, Cornellá de Llobregat, Terressa, Sabadell y Badalona y gracias a donaciones y compras de material y a la caja de resistencia, tenemos un armario con material diverso que pudieran necesitar los grupos; tiendas, bastones, piolets, crampones arneses, mochilas, etc.
y tan solo nos financiamos con las cuotas de nuestr@s afiliad@s y los actos o cafetas que podamos realizar.

-¿Por qué una federación? ¿En qué aspectos trabajáis más allá de los meros grupos independientes?

El tema de ser una federación o asociación de grupos es por el mero hecho de que los grupos son independientes entre sí. Cada grupo puede realizar las excursiones que le plazca, cuando y donde quiera, del mismo modo que pueden informar/invitar al resto de los grupos o no, eso depende de las decisiones que tome el grupo que realiza la excursión. Las funciones de la UGEL quedan sólo a nivel administrativo. Ceder material, si lo solicitan los compañer@s y si algún grupo necesita que se le financie parte de la excursión (siempre y cuando la caja lo permita), así como las convocatorias de las asambleas generales de toda la organización. Es estas asambleas nos reunimos miembros de todos los grupos locales y marcamos los objetivos que queremos conseguir a medio y largo plazo de manera unitaria. Actualmente hemos iniciado un proyecto histórico sobre las rutas que utilizaron los maquis.

-¿Qué tipo de actividades deportivas practicáis? ¿Os limitáis únicamente al senderismo?

Básicamente, sí, nos dedicamos al senderismo de todo tipo, aunque debido a nuestra posición apoyamos y apoyaremos siempre todo tipo de deporte amateur o no-profesional.

-¿Cómo se gestionan las salidas? ¿Planteáis diferentes opciones o excursiones dependiendo de las características de los participantes (gente mayor, niños, principiantes…)? ¿Generáis materiales de vuestra excursiones: mapas…?

UGEL1Cada grupo gestiona sus propias salidas, yo puedo explicar cómo lo hacemos dentro del grupo local al que yo pertenezco (Penya Muntanyera Llibertaria Sant Feliu). En nuestro caso cualquier compañero puede plantear una excursión de la dificultad que él crea conveniente. En este caso quien propone la salida deberá ser el principal responsable de conocer la ruta, o estudiarla (siempre recomendamos que todo el mundo eche un vistazo previo a la ruta) así como de informar a los compañer@s del material necesario y de la duración aproximada. Finalmente lo único que se intenta buscar en consenso es la fecha para realizarla, así como el invitar al resto de la organización o no. A veces las salidas salen casi improvisadas o con muy poco tiempo de anticipación como para avisar al resto de compañer@s de los otros grupos, para eso realizamos las crónicas posteriores. Por si alguien que no pudo asistir quiere consultar toda la información para realizarla. En nuestro caso, que nos gusta la alta montaña e intentamos repartir la dificultad en las rutas, para facilitar que puedan venir también principiantes o gente mayor…

– Más allá de la mera práctica deportiva, también hacéis especial hincapié a todo aquello que rodea a la montaña como espacio de ocio, a su consecuente mercantilización como un apartado más de la sociedad capitalista: la gestión de los refugios y las sendas, la conservación de los espacios naturales… ¿Podéis ahondar algo en este tema?

Nosotros podemos contar la experiencia que vivimos en Cataluña, no sabemos cómo funcionan las federaciones de otras regiones, pero lo que es obvio es que en los últimos 20 años la montaña ha sufrido una transformación importantísima. Se ha pasado de pequeños pueblos aislados dedicados a la ganadería y la silvicultura y cuatro locos subiendo montañas, a poblaciones más grandes, con mejores accesos para acceder a las innumerables pistas de esquí, deportes de “aventura” o las propias excursiones a la montaña. Es por eso que todo el mundo ha querido sacar tajada, la Federación de Entidades Excursionistas de Cataluña o FEEC es la federación que se ha hecho con el control de los refugios de montaña y los explota como hoteles de lujo y del mismo modo, los que no son considerados rentables, por la poca presencia de excursionistas, suelen dejarlos cerrados o inhabilitados (quitando las puertas y las ventanas junto con todo lo que hay en el interior).

Otro ejemplo es el parque nacional de Aigüestortes y Sant Maurici, al ser un parque que abarca tres comarcas (Alta Ribargorza, Vall d´Aran y Pallars Sobirá) tiene diferentes puntos de entradas pero casualmente las dos entradas más utilizadas por los excursionistas han sido cortadas al tráfico de coches dejando tres opciones: acceder al parque caminando a través de una pista forestal de más de 8 km, entrar por otro acceso o alquilar un taxi (únicos vehículos que pueden circular), en el pueblo donde el alcalde es el dueño de la empresa de taxis. Mucha coincidencia, ¿no?

-Desde nuestra experiencia propia, el excursionismo nos reporta mucho más que unas horas de ejercicio y aire libre, ¿qué creéis (o pretendéis) que suponen vuestras salidas en ámbitos como la socialización, el aprendizaje o el trabajo en grupo?

Intentamos que haya un poco de todo en las excursiones, desde los compañer@s más veteranos que comparten su experiencia con los principiantes, ya que hay gente que no sabe ni cómo colocarse la mochila para luego no padecer de la espalda. Algunos compañer@s están muy sensibilizados con el tema de la naturaleza, lo que da pie a charlas sobre que se puede y que no se debe hacer en montaña y como movernos por ellas realizando el más mínimo de los impactos en la naturaleza. Respecto al trabajo en grupo es éste el principio fundamental en el que se sustenta tanto el anarquismo como el alpinismo y por tanto es un concepto que lo tenemos tan por la mano que es imposible que cualquier principiante no se contagie de él.

-Desde un punto de vista histórico, los grupos de excursionistas que se crearon a principios del siglo XX en el Estado fueron uno de los pilares sobre los que se apoyó la introducción y desarrollo de las ideas naturistas en la Península. ¿Veis vuestra actividad reflejada en aquellas prácticas?

Por supuesto que sí, es más, no hay nada que nosotros hayamos inventado. Prácticamente todo lo que realizamos ya se hizo en su época por los ateneos libertarios de principio de siglo. Está el caso del grupo excursionista “Sol y Vida” que estaba en el Ateneo Libertario de el Clot (barrio barcelonés) que lo llevó un par de pasos más allá de las excursiones y charlas sobre la montaña, tanto en el ateneo como al aire libre. Uno de sus miembros Joan Padreny escribió un libro (Necesidad del excursionismo y sus influencias libertarias en los individuos y los pueblos) y el mismo grupo formó parte de la asamblea fundacional de la F.A.I. (25 de julio de 1927) donde se trató un punto expuesto por ellos, el promover la propaganda y la comunicación entre los pueblos mediante excursiones.

-Por último, nos parece muy interesante otro aspecto que vemos que acompaña a algunas de vuestras salidas, el de la recuperación de nuestra historia, la de los revolucionarios. Más si cabe en vuestro ámbito geográfico, son muchas las posibilidades de recorrer los antiguos frentes de la guerra civil o los pasos del maquis. ¿Os planteáis este como un objetivo más de los grupos? ¿Tenéis algún proyecto en este sentido?

Sí, ahora mismo estamos realizando un proyecto con relación a los maquis. Queremos diseñar una ruta que, contrastada con historiadores, sea lo más fiel posible a la que utilizaban algunos grupos para salir del país o para entrar. La ruta va desde la frontera francesa a la población de Manresa, próxima a Barcelona, queremos imprimirla en mapas y acompañarlos con una guía histórica sobre la ruta, con información sobre los maquis más relevantes, los grupos que actuaron por la zona, las actividades que realizaron etc. Este proyecto es bastante faraónico por lo que estamos colaborando todos los grupos aportando información. Esperamos tenerlo bastante avanzado o casi terminado para el próximo verano.


A pesar de que los/as compañeros/as de UGEL ya han tocado el tema, nos gustaría destacar el papel que el excursionismo ha tenido en los/s revolucionarios/as a lo largo de la historia.

Las salidas al campo son a la vez un ejercicio saludable y una forma de comunión con la naturaleza, que nos hace (o al menos a algunos/as) descansar del ritmo de las ciudades y desconectar. Encontrar parajes que nos sobrecogen y que nos hacen pensar en lo repugnante del cemento cuando mirando hacia arriba solo podemos ver cumbres lejanas. La montaña a su vez es, y ha sido, un espacio de socialización y donde el apoyo se convierte en algo imprescindible, un espacio donde retarnos a superar nuevos obstáculos, juntos/as.

Pero al mismo tiempo es una parte de nuestra historia, son caminos por donde transcurrieron la lucha y la resistencia, son claros donde se conspiró, fueron espacios seguros para quien los conocía, bosques donde cayeron o se salvaron compañeros perseguidos. Conocer la montaña es, en ocasiones, conocer la historia. Y al mismo tiempo honrar y recordar a quienes los recorrieron.

Desde esta publicación promovemos el deporte y promovemos la montaña, y es una de nuestros intereses que surja en Madrid un grupo como la UGEL, que mediante el apoyo mutuo contrarreste las limitaciones económicas a las que nos enfrentamos cuando hablamos de material deportivo especializado, al tiempo que tejemos redes para conocernos mejor y llegamos a otras personas con nuestras prácticas desde lo saludable y divertido.

Comparte y difunde
  • 1
    Share