El conflicto en Metro de Madrid continúa

Hace más de medio año que se dio por finalizada la huelga de los/as trabajadores/as de Metro de Madrid, uno de los últimos paros más sonados y contundentes dentro del panorama de lucha laboral estatal. Más de medio año de aquella asamblea general de trabajadores del 19 de julio en la que, a propuesta de los sindicatos UGT, CCOO, Sindicato de Conductores de Metro Madrid y Sindicato Libre de Metro Suburbano, se dio por finalizado un conflicto que surgió como respuesta a la ruptura unilateral del convenio de trabajadores/as de Metro por parte de la Comunidad de Madrid y la empresa pública Metro. En su momento, aquella huelga mostró la fuerza y capacidad de lucha de los/as trabajadores/as, alcanzando su cénit en los paros de los días 29 y 30, en los que no se respetaron los servicios mínimos impuestos por la Comunidad de Madrid, días en los que la palabra huelga recobró todo su significado. A partir de ahí, desde los sindicatos se recondujo esta fuerza hacia los despachos y lejos de la asamblea, y únicamente el sindicato Solidaridad Obrera y un 30% de los/as trabajadores/as que acudieron a la última asamblea se opusieron a un cierre en falso de la huelga en el que, si bien se reducían ampliamente los recortes propuestos por la empresa, se rompía igualmente con el convenio y se mantenían en curso los expedientes abiertos a trabajadores durante los días de huelga.

Actualmente, y como se vino anunciando ya desde el momento de finalizar la huelga, las medidas judiciales y los expedientes vuelven a estar sobre la mesa. Por un lado, el pasado 13 de enero se celebró la vista oral de la demanda que la empresa Metro interpuso a los 5 sindicatos convocantes de los paros por una “huelga ilegal y abusiva” en referencia a los paros de los días 29 y 30 de junio. Con ella, los/as demandantes solicitaron en un principio una compensación económica de 6,5 millones de euros por parte de los sindicatos.

Por otro lado se encuentran los expedientes a los/as trabajadores/as que participaron de los paros: éstos llevan en curso desde verano y en principio ascendían a 865. Actualmente comienzan a resolverse y, a la espera los recursos de los/as trabajadores/as, sus consecuencias van desde amonestaciones hasta suspensiones de empleo y sueldo. Todo ello por acusaciones de ausentarse del trabajo durante los servicios mínimos. Además existen tres peticiones de despido para tres de los/as trabajadores/as pertenecientes al comité de huelga.

Para más información: www.solidaridadobrera.org, la publicación “Contramarcha” de la sección de metro de Solidaridad Obrera y el número 6 de la publicación Ruptura (www.klinamen.org/ruptura)

Comparte y difunde
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad