Corto Maltés. Bajo el sol de medianoche

Autores: Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero. Norma Editorial. 96 páginas. 2016

cortomaltes_bajo_sol_medianocheNo sé si en su momento leísteis alguna de las aventuras de Corto Maltés. Yo sí, hace bastante tiempo. Creo que el primer libro suyo que cayó en mis manos fue “La Balada del Mar Salado”, la primera aparición de Corto entre viñetas. Aún sigue pareciéndome uno de sus mejores episodios. Aventuras en las antípodas de esta gris ciudad, historia (y microhistoria) de una época y unos pueblos lejanos, y una importante dosis de trasfondo ético y moral… Desde entonces, he devorado unos cuantos volúmenes más. Sin embargo, cuando me enteré de que veinte años después de la muerte de Hugo Pratt (padre literario del personaje) se iba a publicar un nuevo cómic con Corto como protagonista, la verdad es que no supe muy bien qué pensar. Una parte de mi estaba encantada, nuevas historias, nueva diversión. Más si cabe cuando lees que el guionista elegido para la obra es Díaz Canales, coautor de la gran serie negra “Blacksad” (que ya hemos reseñado en estas mismas páginas), y el dibujante Rubén Pellejero, con un más que interesante “Dieter Lumpen” a sus espaldas. Se te hace la boca agua (al menos a mí). Pero siempre te queda la duda, ¿cómo será el “nuevo Corto”, estará a la altura? ¿No me pasará como con las nuevas historias de Asterix y Obelix?

Pues bueno, sin más preámbulos, a mí me ha gustado bastante. El “nuevo Corto” me sigue encantando. No ha perdido ni un ápice de su elegancia, de su rebeldía y de su cordura. Hijo de un marinero de Cornualles y de una gitana sevillana, sigue destilando ese aire algo soberbio, podría decirse romántico. Individualista y apátrida acérrimo, si por algo destaca es por su sentido de la moral, que le lleva a meterse en mil movidas. Como siempre.

En esta ocasión, la trama discurre en las inhóspitas tierras de Alaska y del norte de Canadá, en torno al año 1915. Un infructuoso reencuentro con el escritor estadunidense Jack London le llevará a recorrer esta tierra helada siguiendo una petición de su viejo y maltrecho amigo. Con este hecho como punto de partida, nos topamos con unas cuantas páginas de aventuras, sorpresas y diálogos nada desdeñables. Todo ello entroncado con un contexto histórico de guerra abierta en gran parte del mundo, a lo que se le añaden interesantes reflexiones en torno al colonialismo y sus resistencias, el expolio de los recursos naturales, el racismo o la trata de mujeres.

Sin más, os recomiendo que lo leías. La serie sigue divirtiendo, a la vez que le das vueltas al coco sobre ciertos temas. El libro está publicado tanto en blanco y negro como en color, siendo algo más barato el primero. Espero que os guste.

Comparte y difunde