Fans del pop coreano se organizan en Twitter contra mensajes racistas

Si entendemos la vida como un meme, a veces sale alguno excelentemente bueno; es el doble filo de un arma que puede banalizar nuestra realidad social, o salir demasiado bien y tocar las narices al sistema de poder. Eso es lo que sucedió con los K-popers recientemente, es decir, los jóvenes que escuchan fanáticamente música K-Pop, o Korean Popular music. Han causado terror entre los supremacistas blancos estadounidenses en las redes sociales, e incluso lograron tumbar una app de la policía de Dallas, que solicitaba a los ciudadanos que denunciaran actos de vandalismo en las protestas por la muerte de George Floyd.

Estos K-popers tienen un inmensurable poder en redes sociales como twitter, y una capacidad de organización envidiable. Las incondicionales guerras digitales que han llevado a cabo durante años entre grupos de fans rivales de grupos de pop coreanos, dedicándose a spamear con vídeos de sus ídolos, ha saltado del universo musical al político. Los perfiles racistas que atacaban el hashtag #BlackLivesMatter el pasado mes de junio, fueron contraatacados por un enemigo completamente inesperado. Decenas de miles de fanáticos seguidores de la música K-Pop boicotearon organizadamente los mensajes racistas, publicando miles de tuits bajo la etiqueta #WhiteLivesMatter, sin conflicto dialéctico ni insultos. Tan solo se dedican a bombardear con vídeos suyos imitando a sus ídolos, los conocidos como fancam, y de esta manera no quedaba ni rastro de ningún mensaje supremacista.

Las redes sociales echaron fuego hace semanas con este tema, y también con los anuncios presidenciales que lanza Donald Trump, la asumida como nueva normalidad de hacer política en twitter. Las ruedas de prensa en tiempost-modernos consisten en enviar mensajes a través de estas redes, lo cual distrae mucho la atención de los movimientos políticos verdaderamente importantes, nos sitúan adrede en el hall de la fama de la sociedad del espectáculo. Twitter es un catalejo desde donde mirar una parte parcial de la sociedad, pero no es la sociedad misma en sus dinámicas cotidianas. Es por ello mismo, que nosotras como medio de comunicación social, aunque tengamos esta clase de redes sociales y las utilicemos como herramienta, preferimos seguir centradas en el reposo que nos ofrece el papel mensualmente.

Comparte y difunde
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad