Corto

Yo, Ulrike, Grito

Director: Karlos Aurrekoetxea. Guión: Dario Fo y Franca Rame. España 2015

Yo, Ulrike, grito es un cortometraje de 29 minutos que cuenta la situación que vivió Ulrike Meinhof durante su encierro en una cárcel modelo de Alemania acusada de pertenencia al grupo terrorista “Fracción del ejército rojo (RAF)” donde, según Amnistía Internacional, sufrió un nuevo tipo de tortura basada en el total aislamiento sensorial, denominada por esta ONG “tortura blanca”.

Finalmente, Ulrike Meinhof fue encontrada muerta en su celda tras más de 200 días en aislamiento, y aún hoy existen muchas dudas de si fue un suicidio o una muerte inducida. Ulrike toma vida a través de la actuación de 18 actrices. El texto de Dario Fo y Franca Rame disecciona una sociedad, la de los años 70, que aunque haya cambiado en las formas sigue siendo igual de artificial y opresiva. Las palabras de la protagonista van calando en nuestro cerebro, provocando empatía. ¿El aislamiento produce locura? O ¿Es una locura producir aislamiento? Quizá lo absurdo es adaptarse a una sociedad de sinsentidos, de miseria y opulencia.

Nadie escuchará un grito mío, ni un lamento…, todo en silencio, con discreción, para no molestar los sueños serenos de los ciudadanos felices de este país limpio… y ordenado. Dormid, dormid, gentes bien cebadas y atónitas de mi Alemania, y también vosotros de Europa, gentes sensatas, ¡dormid serenos como muertos! Mi grito no puede despertaros… No se despiertan los habitantes de un cementerio.

Los únicos que sentirán crecer el odio y la rabia, lo sé, serán aquellos que sudan y revientan en la sala de máquinas de vuestro gran navío: los emigrantes turcos, españoles, italianos, griegos, árabes y las mujeres, todas las mujeres que han comprendido su condición de sometidas, humilladas y explotadas.

Comparte y difunde