Ante el colapso. Por la autogestión y por el apoyo mutuo

Autor: Carlos Taibo. Páginas: 96. Catarata Ed. 2019

Es necesario hacer frente a la bendición del sacrosanto crecimiento que siempre promueve el capitalismo. El crecimiento económico no genera cohesión social ni empleo digno, sino niveles de consumo necesarios para el funcionamiento del capital. Se traduce en agresiones medioambientales, facilita el agotamiento de recursos básicos y el expolio de recursos humanos y naturales en otros países. Se reproduce un modo de vida esclavo, cuantos más bienes consumamos y más trabajemos mejor estatus mantenemos en ese sistema social. Deberíamos situar algunas preguntas en el centro de la crítica al capitalismo… ¿cómo trabajamos bajo la explotación? ¿para quién trabajamos realmente? ¿qué hacemos y qué servicios creamos?

Asumir que la democracia liberal se forja en torno a desigualdades sobre las que operan corporaciones criminales; y tomar la acción directa y la autogestión como herramientas para volver a cohesionarnos socialmente. Además, muchas formas de alienación no pasan directamente por el Estado, recuperar lo público es restituir lo común y socializado, no lo estatal. El colapso es un tema recurrente en los libros de Carlos Taibo, lo define perfectamente como un proceso de carácter irreversible que lo diferencia de la crisis. Sin embargo, el autor es consciente que en algunas partes del mundo su realidad presente ya está inmersa en ese colapso.

Para revertir ese futuro inevitable de colapso, y para hacer frente al capitalismo verde marca algunas líneas estratégicas: Decrecer, desurbanizar, descomplejizar, despatriacalizar, descolonizar y destecnologizar. La mirada al pasado debería servir para rescatar la memoria colectivista, las huelgas en solidaridad e investigar las propuestas pre-capitalistas, no ya anticapitalistas. La creación de espacios autónomos en federación y la confrontación frente al capital aseguran experiencias como escuelas de aprendizaje tras el horizonte de colapso. La principal herramienta es el realismo de la situaciones cotidianas, desterrar el cortoplacismo y las recetas mágicas institucionales. 

Comparte y difunde